0

¿Sabías que?

0
0

Montana Rusa
Montana Rusa

¿Sabías porque se llama Montaña Rusa al popular juego ‘Roller Coaster’ que existe en casi todos los parques de diversiones del mundo? Los ‘Roller Coaster’ reciben el nombre de Montañas Rusas porque las inventó una mujer de esta nacionalidad. Fue la emperatriz Catalina la Grande (1729-1796), esposa del zar Pedro III, quien, para no aburrirse, se lanzaba por la ladera de una montaña subida en un cajón de madera a modo de trineo en invierno y con ruedas en varano.  Este modo de diversión se fue extendiendo y, en 1884, el americano Marcus A. Thompson construyó el

parque de atracciones de Nueva York con una versión mecánica de este divertimento real. La atracción consistía en dos vías paralelas sobre un plano inclinado por el que discurría una vagoneta con pasajeros, que se arrastraba manualmente hasta el punto más alto para luego soltarla. Aunque Usted no lo crea  los rusos le llaman Amerikánskiye Gorki o “montaña americana”.

Escritura
Escritura

¿Sabías cual fue el origen de la escritura manuscrita? La práctica de unir los caracteres del alfabeto para producir las pequeñas letras que se usan hoy en la escritura manuscrita, tuvo su origen en los monasterios de la Edad Media. Los amanuenses encontraron que era más fácil escribir palabras completas sin levantar la pluma del papel. Conectaron entre si los caracteres individuales, en vez de escribir un signo, levantar la pluma y escribir otra letra, y así sucesivamente.

Gato negro
Gato negro

¿Sabías que Oskar es el nombre del gato negro con mayor suerte de la historia? En 1941 el acorazado alemán Bismarck se hundía tras el ataque de los acorazados HMS Rodney y HMS King George V,  los cruceros pesados HMS Dorsetshire, HMS Norfolk y HMS Sheffield y el portaaviones HMS Ark Royal. Con el barco murieron más de 1.900 marineros pertenecientes a su tripulación. La armada inglesa buscó supervivientes con escasa fortuna, sin embargo los marineros del destructor británico HMS Cossack rescataron entre los restos del Bismarck un gato negro. De su cuello colgaba una placa con su nombre, Oskar. El gato pasó a ser miembro de la tripulación del Cossack y no tuvo problemas para aclimatarse a sus nuevos compañeros. El viernes 23 de octubre de 1941 el destructor Cossack se encontró con el submarino alemán U563 quien no dudó en torpedear el barco que, como el anterior, también se hundía. Ese día murieron más de 130 hombres pero, entre los sobrevivientes, se encontraba Oskar. El gato había logrado subir a un bote salvavidas junto a otros marineros, llegando sano y salvo al portaaviones Ark Royal, que había sido participante del hundimiento de su primera “casa” el Bismarck. Días más tarde, el 14 de noviembre, el submarino alemán U81 torpedeó al portaaviones británico que también terminó hundiéndose. El portaaviones no tuvo bajas físicas de consideración, casi todos sus tripulantes pudieron salvar su vida y Oskar también. Para Oskar fue su última “misión” ya que dio el salto a tierra firme y murió ya mayorcito en Irlanda.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *