0

¿Sabías que?

0
0
Cerebro
Cerebro

¿Sabías que el cerebro humano de un adulto consume nada más y nada menos que el 20% de toda la energía diaria? Cuando practicamos algún deporte es muy normal haber comido algo antes, para así tener más energía. Lamentablemente cuando vamos al colegio o tenemos grandes sesiones de estudio a veces se nos olvida comer algo, pese a que es vital, del mismo modo que cuando hacemos deporte. La razón: el cerebro humano es el órgano que más energía consume. El cerebro humano de un adulto consume nada más y nada menos que el 20% de toda la energía diaria. Y en bebés llega a consumir el 60% de la energía. Dicho de otra manera, nuestro órgano más preciado consume la misma cantidad de energía que toda nuestra musculatura en reposo. O lo que es lo mismo: un cerebro con 1,3kg de masa es capaz de consumir la misma cantidad de energía que 27kg de músculo en un hombre de unos 65kg. En el mundo animal, se estima que el chimpancé consume un 13% de energía con el cerebro, el ratón doméstico un 8,5% y un mamífero medio 5%.

Backgammon
Backgammon

¿Sabías que el Backgammon es el juego de mesa más antiguo?  El Backgammon es el juego de mesa más antiguo del que se tenga registro. Se cree que tuvo su origen en el antiguo Egipto, Sumeria o Mesopotamia bajo el Imperio Persa. La forma actual del Backgammon fue inventada en Persia por Buzurgmihr.  Entre los años 1922 y 1934 el arqueólogo Leonard Woolley descubrió en tumbas de los Sumerios que se hacía mención a un tablero de juegos que se cree que es el más antiguo de backgammon.  En tiempo del rey Alfonso X de Castilla era conocido con el nombre de juego de tablas.

Raton
Raton

¿Sabías que los ratones también cantan? Los ratones machos emiten sonidos de alta frecuencia (que son imposibles de percibir por el oído humano) y lo hacen cuando detectan la presencia de ratones hembras, presuntamente como parte del proceso de cortejo. Según investigaciones realizadas, esas vocalizaciones no son chillidos aleatorios sino canciones, según comentó Timothy Holy, uno de los investigadores. “Seguían un patrón, sonaban como el cantar de los pájaros”.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *