0

¿Sabías que?

0
0

¿Sabías que la tierra canta? La Tierra canta y lo pudieron demostrar los científicos de la NASA que, mediante un satélite, lograron captar los evocadores sonidos que produce nuestro planeta. Este sonido intrigante, emitido por partículas energéticas ubicadas en la magnetosfera de nuestro planeta, se conoce como ‘El coro de la Tierra’ y no puede ser percibido por el oído humano. Estas ondas fueron captadas por las sondas gemelas RBSP, lanzadas a bordo del cohete Atlas 5 hacia los cinturones de radiación de la Tierra.   “La gente ha sabido del coro desde hace décadas”, explicó el investigador Craig Kletzing. “Los radio receptores están acostumbrados a recogerlo en sus equipos y suenan parecido a los cantos de los pájaros. Usualmente es más fácil escucharlos a la mañana, por lo que a veces se refieren a estos ruidos como el ‘coro del amanecer'”, concluyó.

 

¿Sabías de donde surgió la costumbre de aplaudir?  Cuando algo causa admiración, el público responde con aplausos en señal de aprobación. Esta costumbre nació en la antigua Grecia y ha cambiado sensiblemente a lo largo de los siglos. Los primeros aplausos se escucharon en los teatros griegos donde se expresaba así la alegría al finalizar cada acto. En Roma los festejos eran más sofisticados, además de aplausos, el público chasqueaba los dedos y ondeaba sus togas. En el siglo 17 se había incorporado completamente la costumbre de silbar y golpear el suelo con los pies. En psicología hay teorías que sostienen que el aplauso es una forma de satisfacer la necesidad de mostrar una opinión, es la sensación que tiene la audiencia de estar participando del hecho en sí y puede convertirse en una actividad contagiosa. Desde la época del imperio romano se conoce esta tendencia: actores y políticos contrataban personas para que aplaudieran en sus presentaciones. De este modo lograban influenciar al resto del auditorio. Nerón pagaba a casi 5.000 aplaudidores para que festejasen sus apariciones en público, se dice que incluso se les obligaba a ensayar los aplausos cuando no estaban trabajando.

 

¿Sabías la historia de la banda que no dejaba de tocar el himno? Eduardo VII (1841 – 1910) monarca del Reino Unido y Emperador de la India decidió en 1909 viajar a Brandeburgo. Al llegar el rey a la estación de tren de Rathenau (Brandeburgo), las autoridades y el pueblo alemán lo estaban esperando con todos los honores. Para ello se dispuso que una banda militar tocara el himno nacional inglés momentos antes de que Eduardo VII bajara por las escalerillas del tren.

Y así sucedió, pero el rey no apareció. Esa situación se repitió dieciséis veces, la banda tocaba el himno y el rey no salía. El motivo de que bajara a la diecisiete es que, durante las dieciséis anteriores, Eduardo VII estaba enfundándose el traje de mariscal de campo que marcaba el protocolo.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *