0

¿Sabías que?

0
0

¿Sabías que los mosquitos pueden volar bajo el agua? Esto es debido a que estos insectos son hidrófugos, es decir, que repelen el agua gracias a unos pequeños pelos que tienen en sus alas y en su cuerpo, razón por la cual, las gotas de agua no se adhieren y rebotan en su cuerpo. A pesar de ello, los mosquitos y muchos otros insectos voladores tienen que luchar contra las colisiones de las gotas de agua cuando vuelan bajo la lluvia. En cada golpe contra una gota de agua los mosquitos sufren aceleraciones entre 30 g y 300 g (donde g es la aceleración de la gravedad), aunque solo durante un milisegundo. Aún así, son capaces de maniobrar y continuar volando. 

 

¿Sabías que el pájaro ‘cuco’ es un hábil impostor? El “cuco” (Cuculus canorus), es un ave esquiva y solitaria, que tiene dos características que la hacen muy singular: la primera su inconfundible canto “cu cu” y la segunda por poner sus huevos en nido ajeno (poliándrica).  La hembra del “cuco” pone sus huevos de uno en uno en los nidos de otras especies de aves con el propósito de que éstas los incuben y los críen. Es todo un parásito de la incubación, pero debido al riesgo que conlleva su estrategia, de los aproximadamente 20 huevos que una hembra pone en una temporada, solo conseguirán salir adelante 3 de sus crías, las demás, morirán. La “cuco” observa detenidamente los nidos de otras especies de aves y comienza la formación del huevo en su interior y cuando uno de los nidos es abandonado por un instante, la “cuco” pone en 2 segundos su huevo en él y se come a uno de los forasteros. Aproximadamente 11 días después sale la cría, que en cuanto tiene 10 horas de vida comienza a tirar hacia fuera los otros huevos o a los hermanos de nido. Algunas especies como el mirlo se dan cuenta del engaño y tiran el huevo al suelo, por lo que generalmente el “cuco” reconoce el nido de la especie donde se crió y siempre intenta “colocar” sus huevos allí, generalmente carriceros y bisbitas, aunque se sabe que el “cuco” parasita a más de 30 especies de aves.

 

¿Sabías que lengua de los camaleones, es prácticamente igual de larga que su cuerpo? La lengua de los camaleones, es prácticamente igual de larga que su cuerpo y alcanza una velocidad de 15 metros por segundo, por lo que se puede considerar todo un prodigio de la naturaleza. Este asombroso reptil utiliza su lengua, parecida a un látigo, para desarmar a sus víctimas y lo realiza con una precisión realmente asombrosa. Cuando caza una avispa, el camaleón catapulta su pegajosa lengua y la golpea en la parte inferior del abdomen, justo debajo del aguijón y con gran rapidez se la lleva a la boca, quita el aguijón de un mordisco y lo escupe. Algunos camaleones también utilizan su lengua como estrategia de defensa, ya que si no pueden huir de una víbora hambrienta, la atontan con un certero lengüetazo en la cabeza antes de que esta pueda darle el primer mordisco.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *