0

¿Sabías que?

0
0

¿Sabías cómo se originan los tréboles de 4 hojas? Los tréboles de cuatro hojas son muy conocidos. Según la leyenda popular, cada hoja representa, por orden, esperanza, fe, amor y suerte. Para el equipo de Wayne Parro, de la Universidad de Georgia, es la presencia de dos versiones de un mismo gen lo que determina el número de hojas del trébol blanco, Trifolium repens. Una, la dominante, inhibe la formación de la cuarta hoja, y la otra, desencadena su crecimiento. Para que desarrolle cuatro foliolos, el trébol tiene que heredar dos versiones del gen recesivo. De ahí que encontrar un ejemplar de este tipo sea algo tan poco frecuente.

¿Sabías que inventan un líquido que no moja? Inventan un líquido que combate el fuego pero no daña los objetos que toca, dígase papel, aparatos electrónicos, etc. La empresa estadounidense 3M lo llama Novec 1230. Se trata de un gas almacenado en estado líquido que puede apagar el fuego sin provocar daños mayores en objetos que con agua común se dañarían gravemente. Podría utilizarse en lugares como museos, hospitales o bancos. Expertos aseguran que Novec 1230 no es perjudicial para el medioambiente debido a que contiene una cantidad mínima de carbono. Y se ha comprobado que tampoco es tóxico para las personas.

¿Sabías que los peces también pueden sentir sed? Sí, los peces de mar pueden sentir sed y deben tomar agua. El mar contiene gran cantidad de sales que, al disolverse en el agua, se separan y forman iones. Por otra parte el cuerpo de los peces está constituido en su mayor parte de agua y también sales, que a su vez se encuentran en estado iónico disueltas en los líquidos corporales. Muchos animales marinos poseen una baja concentración de sales en su cuerpo y, por tanto, necesitan una concentración alta en su entorno para poder sobrevivir. No obstante, los peces de mar se encuentran frente a un grave problema: el proceso osmótico: Si dos volúmenes de agua con distintas concentraciones salinas se ponen en contacto, sólo separados por una membrana permeable, el agua del sector con menos sal comienza a fluir hacia donde se encuentra el agua de mayor densidad. Como el agua del mar es considerablemente más salada que los líquidos del interior de los peces, estos pierden constantemente agua a través de sus branquias. Para evitar morir deshidratado, el pez necesita beber agua, eliminando la gran cantidad de sal del mar mediante la orina y el epitelio branquial. Se concluye de esto que si el medio en el que estos animales están acostumbrados a vivir cambia radicalmente su salinidad, probablemente no sobrevivirían demasiado tiempo.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *