0

¿Sabías que?

0
0

¿Sabías cuál es el insecto más inteligente? El abejorro común, Bombus Terrestris, realiza los procesos cognitivos más avanzados entre los insectos, pese a su número limitado de neuronas.

Por ejemplo, es capaz de mantener constante la temperatura de sus nidos e identificar las rutas más eficientes para encontrar alimento. Investigadores de la Universidad Queen Mary, en el Reino Unido, determinaron lo anterior tras analizar los desplazamientos que hacen esos insectos al recolectar néctar de flores artificiales. Este estudio es, de acuerdo con sus autores, el mejor ejemplo de que los cerebros más pequeños no limitan a los insectos a ser simples organismos que responden a los estímulos del ambiente.

 

¿Sabías porque la bandera del Vaticano es blanca y amarilla? La bandera pontificia o de la Ciudad del Vaticano está formada por dos campos verticales de color amarillo a la izquierda y blanco a la derecha. Sin embargo, en el pasado la bandera del Estado pontificio era de amarilla y granate, dos colores tradicionales del Senado y del Pueblo romano. Estos fueron sustituidos en 1808 con el blanco y el amarillo, cuando Pio VII ordenó a su Guardia Noble y a los demás Cuerpos armados pontificios que permanecieron fieles, adoptar una nueva escarapela con dichos colores para distinguirlos de las tropas incorporadas al ejército francés. La bandera pontificia blancoamarilla más antigua, enarbolada por primera vez en 1824 por la Marina mercante, tenía los campos dispuestos diagonalmente. Posteriormente, Pio IX, tras regresar del exilio de Gaeta, dispuso que se representaran las dos bandas verticales y añadió el escudo papal. Sólo después del Tratado de Letrán entre la Santa Sede e Italia, del 11 de febrero de 1929, la bandera pontificia adquirió la representación actual.

 

¿Sabias cuantas calorías se queman con las tareas domésticas? Pasar la aspiradora durante media hora implica quemar 90 calorías. Fregar el baño y los azulejos supone un consumo de 130 calorías en el mismo intervalo de tiempo. Limpiar el polvo, fregar el suelo y pasar el trapeador implica un gasto aproximado de 110 calorías cada media hora. Y limpiar las ventanas consume en torno a 100 calorías. Por otra parte, si optas por fregar los platos a mano en lugar de usar el lavavajillas puedes quemar 160 calorías en 30 minutos, lo mismo que si pasas la maquina de cortar el césped en el jardín. Recoger las hojas de los árboles que se caen en otoño supone un gasto de 263 calorías cada hora.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *