0

¿Sabías que?

0
0

Cortina de la ducha¿Sabías porque se nos pega la cortina de la ducha al cuerpo? Cuando nos bañamos, el plástico de las cortinas de la ducha suele resultar absorbido hacia el interior de la bañera y se adhiere a nuestro cuerpo. Este molesto fenómeno podría explicarse por la diferencia de presión que aparece debido a que el aire es más ligero cuando está húmedo o caliente (dentro de la ducha), y tiende a elevarse, mientras que al otro lado de la cortina es más frío, seco y pesado, de modo que se desplaza hacia dentro por la diferencia de presión. Cuanto más elevada sea la temperatura del agua, más intenso será este fenómeno, sugieren los científicos.

 

Pyrophorus noctilucus¿Sabías cuál es el insecto más luminoso de la tierra? Aunque no lo creas no se trata de la luciérnaga, sino del cocuyo (Pyrophorus noctilucus), también conocido como tucu-tucu. Se trata de un escarabajo de América tropical, de unos tres centímetros de longitud, oblongo, pardo, con dos manchas amarillentas a los lados del tórax por las cuales despide de noche una luz azulada bastante viva. Pasa el día en el bosque al refugio del calor y alza su vuelo al atardecer.

 

murciélago café¿Sabías qué animal tiene un corazón capaz de latir a 8 pulsaciones por minuto? Se trata del Myotis lucifugus, el murciélago café, que vive en Estados Unidos, Canadá y México. Este pequeño mamífero volador, de hábitos nocturnos, suele vivir cerca de arroyos o lagos y nadie lo supera como cazador de insectos, ya que es capaz de atrapar 1.200 mosquitos en una hora en plena oscuridad. Se guía y caza por ecolocalización, lo que implica que usa una especie de sonar natural y emite ultrasonidos que rebotan y le permiten detectar objetos y potenciales presas a su alrededor. Normalmente produce estos ultrasonidos unas 20 veces cada segundo, pero la velocidad de los impulsos llega a elevarse a 200 por segundo cuando ataca a presas voladoras.  El corazón de este murciélago también es muy sofisticado. Puede latir a un ritmo extraordinariamente lento, de solo 8 pulsaciones por minuto, mientras está hibernando. Y aunque lo habitual es que mientras permanece despierto su latido ronde las 100 pulsaciones por minuto, en ocasiones se acelera hasta alcanzar nada menos que 1.300 pulsaciones.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *