¿Sabías que?
0

¿Sabías que?

0
0

¿Sabías Por qué no se rompen las alas de los insectos? Investigadores han demostrado que las alas de los insectos no son tan frágiles como aparentan ya que la red de venas presente en las alas de insectos les ayuda a evitar roturas. La estrategia es muy similar a la que se usa a la hora de construir barcos, dividiendo el casco en compartimentos para evitar que las naves se hundan. Uno de sus secretos reside en la cutícula que forma tanto las alas como el cuerpo de los insectos, considerada el segundo material natural más abundante del planeta y también uno de los más resistentes. Además, gracias a la distribución de las venas que se entrecruzan, las fisuras siempre se detienen antes de que alcancen un tamaño crítico sin perder ligereza.

 

cyclorana¿Sabías que hay un animal capaz de permanecer varios años sin comer? Se trata del sapo contenedor de agua Cyclorana platycephala, un anfibio que vive alejado de cualquier charca, en pleno desierto australiano. Cuando llega el verano, este animal sufre un proceso conocido como estivación, equivalente a la hibernación de algunos animales en la estación fría. El sapo se entierra en arena (hasta un metro de profundidad) y reduce su actividad metabólica al mínimo, a la vez que su piel secreta un moco que se endurece y le permite retener grandes cantidades de agua sin que se evapore ni una sola gota. Así puede permanecer más de 10 meses. Después de una intensa lluvia, regresa a la superficie para volver a coger reservas de agua y de alimento.  En cuanto a su fisiología digestiva se ha demostrado que, en situaciones extremas, el Cyclorana platycephala puede permanecer sin comer durante, al menos, que cuatro años.

 

 

mosquito¿Sabías cómo consiguen los mosquitos volar bajo la lluvia? El mosquito es capaz de volar bajo la lluvia a pesar de que una sola gota caída del cielo pesa 50 veces más que este diminuto insecto. Esto lo consigue gracias a su fuerte exoesqueleto y a su baja masa. Los mosquitos reciben fuerzas de poco impacto de las gotas de lluvia porque su baja masa hace que la gota apenas pierda velocidad durante la colisión. La fuerza de colisión debe ser igual a la resistencia del insecto y los mosquitos son tan ligeros que apenas oponen resistencia. Por eso no son lanzados contra el suelo cuando empieza a llover. Si repitiéramos el experimento con un impacto similar a escala humana, ninguna persona sobreviviría: sería como estar parado en la autopista y que un coche o un autobús en movimiento nos atropellara.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *