¿Sabías que?
0

¿Sabías que?

0
0

 

Sabias que portada

¿Sabías porque nos reímos cuando nos hacen cosquillas? De acuerdo a estudios realizados por científicos la risa histérica que provocan las cosquillas es en realidad un mecanismo de defensa.

Este tipo de risa indica sumisión, un reconocimiento de derrota. Según los científicos cuando recibes cosquillas se activa la parte del cerebro que anticipa el dolor, por lo que es posible atacar accidentalmente a alguien que está tratando de hacerte cosquillas. Tanto cosquillas y risa, activan la parte del cerebro llamada el opérculo rolándica que controlan los movimientos faciales y reacciones vocales y emocionales. Sin embargo, a diferencia de la risa por algo divertido, las cosquillas también activan el hipotálamo que controla la temperatura corporal, el hambre, el cansancio, el comportamiento sexual y las reacciones instintivas a situaciones como la lucha o huida. De hecho, los descubrimientos científicos arrojan luz sobre por qué algunas personas incluso comienzan a reír con la amenaza de las cosquillas. “Cuando haces cosquillas a alguien, en realidad estimulas las fibras nerviosas amielínicas que causan dolor,” dijo el Dr. Alan Hirsch.

Esto también explica por qué no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos, pues nuestro cerebro es consciente de que no hay necesidad de producir una respuesta a la acción

 

 

¿Sabías que el cerdo hormiguero es uno de los mamíferos más extraños? Pocas personas han tenido la suerte de cruzarse con un cerdo hormiguero, uno de los mamíferos más extraños, desconocidos y especializados de África, donde se le conoce con el nombre de “aardvark”, que significa literalmente “cerdo terrestre”. El cerdo hormiguero ha evolucionado y se ha adaptado especialmente para comer hormigas y termitas. Son varias las modificaciones en la anatomía del cerdo hormiguero que le capacitan para alimentarse a base de estos insectos, como su lengua, que puede medir hasta 30 cm. y es pegajosa para sacar a las termitas de sus montículos de tierra.
También su morro tubular, que lo sitúa cerca del suelo y con el que realiza movimientos oscilantes de unos 30 cm. de amplitud, siguiendo un recorrido zigzagueante  para olfatear alimentos. Cuando un cerdo hormiguero localiza la presa que está buscando, rápidamente cava un surco en forma de V con sus patas delanteras, equipadas con largas y afiladas garras en forma de cuchara, que le facilitan la tarea de cavar. Para comer, el cerdo hormiguero adopta una posición sentada e inserta su boca y su nariz en la tierra. Puede cerrar los orificios nasales para evitar que el polvo y que los insectos penetren en su nariz y su gruesa piel le protege de las mordeduras. Para garantizar una alimentación adecuada, un cerdo hormiguero puede fácilmente comer más de 50.000 insectos en una sola noche.

 

¿Sabías cuáles fueron las primeras palabras que los conquistadores importaron al Viejo Mundo? El primer americanismo de nuestra lengua que se importó al viejo continente fue la palabra “canoa”. En un fragmento del diario que relata el primer viaje a América de Cristóbal Colón, es el mismo navegante quien explica el significado del término: “Viernes 26 de octubre. Estuvo de las dichas islas de la parte del Sur. Era todo bajo cinco o seis leguas, surgió por allí. Dieron los indios que llevaba que avía de ellas a Cuba andadura de día y medio con sus almadías, que son navetas de un madero adonde no llevan vela. Estas son las canoas”.  El segundo vocablo incorporado al castellano fue “hamaca”, seguido de otros muchos como “papa”, “tomate”, “jaguar”, “chocolate”. La mayoría de estas palabras proceden de lenguas autóctonas como el náhuatl, el quechua, el aymara o el guaraní.

 

 

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *