0

¿Sabías que?

0
0
Libertad de los Mares
Libertad de los Mares

¿Sabías cual es el barco más grande del mundo? Con 158.000 toneladas, el barco, Freedom of the Seas (Libertad de los Mares) conocido como “El Titanic Moderno” cuenta con una piscina con olas artificiales para los surfistas, una pista de patinaje sobre hielo y bañeras de hidromasaje suspendidas a ambos lados del barco, a más de 34 metros

sobre el mar.  El barco tiene su puerto base en Miami donde realiza los itinerarios de Caribbean, le arrebató la corona al hasta ahora transatlántico más grande del mundo, con 151 toneladas, el Queen Mary 2. El barco puede acoger a cerca de 3.600 pasajeros, tiene 15 pisos y la longitud de 37 autobuses.

La Biblia
La Biblia

¿Sabías que la Biblia más chica del mundo cabe en dedo de tu mano? Científicos israelíes dijeron haber creado con éxito una versión de la Biblia en un chip más pequeño que la cabeza de un alfiler. Las 300.000 palabras de los libros que componen la Biblia hebrea fueron escritas en una superficie de silicio cubierta por una pequeña placa de oro en el Instituto de Tecnología de Haifa (Technion). Para escribir los textos en un cuadrado de 0,5 milímetros se utilizaron rayos de minúsculas partículas, llamados iones de galio. El objetivo de los especialistas es incrementar el interés en la nanociencia y la nanotecnología. Ohad Zohar, uno de los directores del proyecto, manifestó: “Ésta es la Biblia más diminuta del mundo”. El próximo paso de los expertos del Technion es tomar fotos de la “nanobiblia” y ampliarlas al tamaño de un afiche de siete por siete metros para exhibirlas en una pared de la Facultad de Física. De esa forma, según Zohar, será “posible leer la Biblia entera a simple vista”. “Cerca de esa foto se mostrará el original, la ‘nanobiblia’, que tiene el tamaño de un grano de azúcar”, declaró.

¿Sabías que científicos japoneses han creado ratones sin miedo a los gatos?

Ratones
Ratones

Científicos japoneses crearon ratones modificados genéticamente que no temen a los gatos y son capaces de hacerles frente. Investigadores de la Universidad de Tokio lograron anular los receptores ubicados en el cerebro de esta especie animal, impidiendo la reacción natural ante el olor de su principal depredador, el gato. Mediante este experimento, buscaban demostrar que el miedo es una cuestión “genética” y no, como suele creerse, producto de la experiencia. En lugar de huir rápidamente o simular estar muertos, los ratones modificados genéticamente siguieron con sus actividades normales al enfrentarse a un felino.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *