Home Entretenimiento ¿Sabías que? ¿Sabías que la cinta adhesiva fue creada en el año 1937?
0

¿Sabías que la cinta adhesiva fue creada en el año 1937?

0
0

La primera referencia a la cinta adhesiva es de un libro de música del siglo XVII, el cual describe cómo los fabricantes de laúdes usaban “pequeñas piezas de papel, del tamaño de una moneda, empapadas en pegamento” para hacer sus instrumentos. Pero no fue sino hasta 1937 que Colin Kininmonth y George Gray, inspirados por una patente francesa, cubrieron tiras de celofán con una resina de origen natural. Le llamaron Sellotape, nombre que se usa en muchos países hasta la actualidad.

 

 

 

 ¿Sabías que un tercio de la vida vegetal de la isla de Socotra no se encuentra en ningún otro lugar del planeta tierra?

Incluso una de las formas más extrañas que allí existen es el árbol de sangre de dragón, que se asemeja a un paraguas. Fue descripto por vez primera en 1882 por Isaac Bayley Balfour. Es un árbol con un tronco grueso, que alcanza una altura de hasta de 10 metros. Las ramas se extienden hacia fuera. Sus copas forman una semiesfera. Las hojas son verticales, rígidas, asentadas y con la base ensanchada. Alcanzan de 30 a 60 centímetros de largo y 2 a 3 centímetros de ancho. Este es una de las especies de dragos que produce la resina llamada “sangre de dragón” la cual se utiliza en algunas medicinas tradicionales o como colorante. Esta resina fue ya objeto de comercio en el mundo antiguo. La resina solo se recoge una vez al año de ahí su gran valor en el mercado.

 

¿Sabías cuales fueron los primeros billetes de la historia?  Los ejemplares más antiguos que se conservan proceden del siglo XIV. El dinero de papel apareció en China en el siglo VII, aunque no se instauró su uso oficial hasta el año 812. Sin embargo, los ejemplares más antiguos que se conservan proceden del siglo XIV. Los primeros billetes europeos se fabricaron en Suecia, en el año 1661. Los imprimió el cambista Johan Palmstruch, que los entregaba como recibo o resguardo a quien depositaba oro o plata en el Banco de Estocolmo que él mismo había fundado. A España llegaron en 1780, durante el reinado de Carlos III y su uso se popularizó rápidamente por ser mucho más cómodo de llevar. De esta forma no hacía falta cargar con la famosa bolsa llena de monedas, mucho más llamativa y pesada.  Aunque en esencia no deja de ser otro tipo de moneda, en el lenguaje cotidiano reservamos el nombre de moneda para las piezas de metal y el de billete para las de papel.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *