¿Sabías que la famosa frase: Ave, Caesar, morituri te salutant quizás nunca fue dicha por los gladiadores?

“Ave, Caesar, morituri te salutant” (“Salve, César, los que van a morir te saludan”) es una frase citada en las Vidas de los doce césares de Suetonio, la cual es tradicionalmente atribuida a los delincuentes ajusticiados como si fuesen gladiadores. Históricamente, esta frase se utilizó en un espectáculo acontecido en el 52 d. C. en el lago Fucino por criminales destinados a morir en combate en simulaciones de encuentros navales ante la presencia del emperador romano Claudio. De acuerdo a Suetonio, Claudio contestó: “Aut non” (“O no”). A pesar de su popularidad en tiempos contemporáneos, dicha frase no se halla registrada en ningún otro documento histórico de Roma, por lo cual se ha cuestionado si existió alguna vez como un saludo típico. Más bien se trató de un caso aislado expresado por cautivos y criminales en tono desesperado que se hallaban condenados a la muerte, e incluso algunos historiadores romanos lo atribuyen al inusual indulto de la plebe que se le garantizaba a los supervivientes de la contienda naval. Actualmente la frase se usa en tono de sarcástico o dramático cuando se va a emprender una acción de riesgo y de éxito incierto.

Leave a Comment