Home Entretenimiento ¿Sabías que? ¿Sabías que la Isla de Ometepe, Nicaragua, es la isla volcánica más grande de las situadas en el interior de un lago?
0

¿Sabías que la Isla de Ometepe, Nicaragua, es la isla volcánica más grande de las situadas en el interior de un lago?

0
0

La isla de Ometepe, llamada también ?metep?tl (dos cerros, en lengua náhuatl) se encuentra en Nicaragua, dentro del lago Cocibolca o Gran Lago de Nicaragua. Su extensión es de 276 km2 y es la isla volcánica más grande de las situadas en el interior de un lago. Su población asciende a 35.000 personas. Los núcleos de población más importantes son Moyogalpa y Altagracia, que son también los dos puertos principales de acceso a la isla desde las ciudades de Granada, San Carlos y San Jorge. La isla alberga a dos majestuosos volcanes unidos por un corto istmo y es actualmente uno de los destinos naturales preferido por turistas nacionales y extranjeros por su ambiente hospitalario y pasivo, sus hermosos paisajes, la riqueza arqueológica, sus tranquilas playas y sus numerosas reservas naturales y bosques, donde puede apreciarse una importante biodiversidad. En tiempos precolombinos, según relatos obtenidos por historiadores, tribus indígenas se desplazaron del norte hasta Centroamérica en búsqueda de un paraíso vislumbrado por sus sacerdotes: una tierra formada por dos cerros y en sus andares lo encontraron. La isla de Ometepe se convirtió entonces en un santuario habitado por una mezcla de diversas tribus y culturas, lo cual es revelado por la enorme cantidad de petroglifos, cerámica y estatuaria que pueden apreciarse en toda la zona.

 

¿Sabías por qué en América Latina no pronunciamos la Z y la C como en España?

Esta curiosidad ha ocupado a especialistas y a hispanohablantes en general, intrigados porque en la tierra donde nació el castellano se hable distinto que en la región donde se trasplantó. Entre fines del siglo XIX y comienzos del XX ganó fuerza la idea de que en Latinoamérica se habla diferente el español porque cambió con la influencia de las lenguas indígenas. Sin embargo, esa teoría indigenista o “sustrática”, que tuvo como padre al lingüista alemán naturalizado chileno Rodolfo Lenz, también perdió fuerza ante la evidencia científica. Y la explicación que se ha impuesto como más aceptada es que la pronunciación diferenciada de la Z y la C no se perdió en algún sitio misterioso rumbo a América, sino que básicamente nunca embarcó. “Todo tiene que ver con el momento en que se produjo la colonización del Nuevo Mundo, el descubrimiento de América”, señala Sánchez Méndez, catedrático en la universidad de Neuchâtel, en Suiza. Por aquel entonces ya había dos modos de hablar el castellano: uno hacia el norte de Castilla, que se impuso en Madrid y otro en Sevilla, en el sur de España. La cuestión es que, en Sevilla, la Z y la C se pronunciaban de modo similar a la S y allí fue donde estuvo la principal cabecera de enlace con América, el Puerto de Indias. Una mayoría relativa de los primeros colonizadores españoles que llegaron a América provenía de Sevilla y otras partes de Andalucía: 37% entre 1493 y 1539, según estudios del historiador estadounidense Peter Boyd-Bowman. “En toda América triunfó la manera sevillana de hablar español. Mientras que en la ortografía es la manera de Madrid, que es donde estaba la Corte, el rey, los nobles y por tanto tenía mucho prestigio”, concluye Sánchez Méndez. Arturo Andújar Cobo, miembro del grupo de investigación sociolingüística andaluza de la Universidad de Sevilla, señala que en esta ciudad pasaban temporadas quienes aguardaban embarcar hacia América, por lo que el seseo ya era dominante a la hora de partir.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *