Home Entretenimiento ¿Sabías que las armaduras provienen del antiguo Egipto y que fueron perfeccionadas en la edad media?
¿Sabías que las armaduras provienen del antiguo Egipto y que fueron perfeccionadas en la edad media?

¿Sabías que las armaduras provienen del antiguo Egipto y que fueron perfeccionadas en la edad media?

0
0

Las armaduras eran unas vestiduras compuestas por piezas metálicas o de otro material resistente (en muchos casos cuero) que se utilizaba para proteger el cuerpo del combatiente. El origen de la armadura data del período egipcio, en el que la vestidura militar consistía en un casco y una coraza de tela fuerte o de cuero cubiertos en gran parte con placas metálicas. Entre los caldeos-asirios, a tenor de lo que aparece en los relieves de la época, se usaba un casco de bronce de forma algo cónica, una coraza hecha de piel cubierta de láminas metálicas y unos botines de cuero duro o guarnecidos también con láminas. Los soldados griegos solían llevar una túnica corta que terminaba en pliegues simétricos y sobre ella una coraza para el tronco, formada por tiras de cuero con piezas metálicas o bien sólo dos piezas (peto y espaldar) que cubrían pecho y espalda y se unían con tiras metálicas o correas sobre los hombros, mientras que la parte delantera de las piernas se defendía con las cnémides o canilleras. Para resguardo de la cabeza se usaron cascos de variadas formas, alcanzando mayor perfección el beocio compuesto de visera y apéndice nasal o apéndices para defender el cuello por los lados. Los guerreros romanos de los primeros siglos defendían su cabeza con la gálea o casco de cuero y placas metálicas y el tronco por medio de una armadura también de pequeñas placas. Después de la conquista de las Galias se adoptó el casais o casco de metal (usado antes por celtas e íberos) con yugulares, cubrenuca y cota de malla para el tronco. Sin embargo, parte del ejército empleaban corazas especiales. Hacia el año 1400, los caballeros ya vestían armaduras completas en regiones como Francia, Italia y Alemania, hábito que se trasladaría al resto de Europa con el correr de las décadas. Por entonces, las rodillas ya estaban protegidas, al igual que los codos y partes interiores de todas las articulaciones. Incluso las monturas y caballos lograron un blindaje adecuado, desde la testera o frontal, para la cabeza, pasando por la protección de las crines, hasta petrales o pecheras, incluyendo flanqueras para los costados del animal. La armadura completa había nacido.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *