Se acerca la temporada invernal ¿Cómo será?

Una de las grandes preguntas que solemos hacernos cuando se acerca la temporada invernal es como estará el clima y cuanta nieve se podrá acumular. A continuación te contamos que dicen los expertos sobre el invierno próximo…

El clima invernal sorprende con demasiada frecuencia a aquellas personas que no están preparadas para lidiar con un clima severo. Por eso es importante que sepamos las condiciones que nos esperan para los próximos meses del invierno. Los investigadores dicen que el 70 por ciento de las muertes relacionadas con el hielo y la nieve suelen ocurrir en los automóviles y alrededor del 25 por ciento de todas las muertes relacionadas con el invierno son, generalmente, personas que han sido sorprendidas por una tormenta. ¿Qué preparativos está realizando usted y su familia y cuáles son los pasos apropiados que se deben de seguir para garantizar la seguridad suya y de su familia ante la llegada del clima invernal? Hay que asegurarse con tiempo de que sus hogares y automóviles estén listos para lo peor que el invierno tiene para ofrecer.

El invierno comenzará oficialmente este año el 21 de diciembre, pero a muchas ciudades, la nieve y las temperaturas frías llegarán mucho antes que eso. Según el Índice Acumulado de la Intensidad de la Temporada de Invierno (AWSSI, por sus siglas en inglés) la fecha de inicio de la temporada invernal se define cuando se produce la primera nevada medible (de 0,1 pulgadas o superior) o cuando se registra la primera temperatura máxima de 32 grados Fahrenheit (0 grados Celsius) o menos.

“Las categorías son específicas para cada sitio… porque lo que constituye un invierno intenso, por ejemplo, en Washington D.C. o Atlanta, se consideraría leve en Chicago o Minneapolis”, afirmó la Dra. Barbara Mayes Boustead, co-creadora del AWSSI y pronosticadora del Servicio Meteorológico Nacional en Omaha, Nebraska.

El índice considera la “intensidad y la persistencia del tiempo frío, la frecuencia y la cantidad de nieve y la cantidad y la persistencia de nieve en el suelo”, expresaron desde el Centro Climático de la Región del Medio Oeste. El viento y las precipitaciones mixtas, como la lluvia helada, no forman parte del índice. El índice utiliza cinco categorías: leve, moderado, promedio, intenso y extremo para calificar la intensidad del tiempo invernal en un punto determinado de la temporada.

Como se pronostica que será el invierno 2017-2018

Los pronosticadores Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) predicen un invierno en el Norte más fresco y húmedo y en el Sur más cálido y seco. Habrá que tener muy en cuenta el fenómeno de La Niña que podría estar emergiendo potencialmente por segundo año consecutivo como el punto más importante a tomar en consideración en cuanto a cómo se perfilará el invierno de este año. La Niña tiene una probabilidad del 55 al 65 por ciento de desarrollarse antes de que comience el invierno.

La Niña es un fenómeno climático que forma parte de un ciclo natural global del clima conocido como El Niño-Oscilación del Sur (ENOS). Este ciclo global tiene dos extremos: una fase cálida conocida como El Niño y una fase fría, conocida como La Niña. Cuando existe un régimen de vientos alisios fuertes desde el oeste, las temperaturas ecuatoriales disminuyen y comienza la fase fría o La Niña. Cuando la intensidad de los alisios disminuye, las temperaturas superficiales del mar aumentan y comienza la fase cálida, El Niño.

Cualquiera de ambas condiciones se expande y persiste sobre las regiones tropicales por varios meses y causan cambios notables en las temperaturas globales y, especialmente, en los regímenes de precipitaciones a nivel global. Dichos cambios se suceden alternativamente en períodos que varían promedialmente de los cinco a los siete años y se tienen registros de su existencia desde épocas prehispánicas.

“Si se desarrollan las condiciones de La Niña, predecimos que será débil y potencialmente de corta duración, pero aún así podría dar forma al carácter del próximo invierno”, dijo Mike Halpert, subdirector del Centro de Predicción Climática de la NOAA. “Los patrones típicos de La Niña durante el invierno incluyen una precipitación superior a la media y temperaturas más frías que el promedio a lo largo del nivel septentrional de Estados Unidos y por debajo de la precipitación normal y condiciones más secas, en todo el Sur”, agregó.

Otros factores que influyen en el clima invernal incluyen la Oscilación Ártica, que influye en la cantidad de masas de aire árticas que penetran en el Sur y es difícil de predecir con más de una a dos semanas de antelación, y la Oscilación Madden-Julian, que puede afectar el número de fuertes eventos de lluvia a lo largo de la costa Oeste.

La Perspectiva del invierno 2017- 2018 (de diciembre a febrero):

Precipitaciones:

  • Condiciones más húmedas que el promedio se ven favorecidas en la mayor parte del Norte de Estados Unidos, extendiéndose desde el Norte de las Montañas Rocosas, hasta los Grandes Lagos, el valle de Ohio, en Hawaii y en el Oeste y el Norte de Alaska.
  • Condiciones más secas de lo normal son más probables en todo el Sur de Estados Unidos.

Temperatura:

  • Condiciones más cálidas de lo normal son más probables en los dos tercios del Sur de Estados Unidos continental, a lo largo de la costa Este, a través de Hawaii y en el Oeste y el Norte de Alaska.
  • Temperaturas inferiores a la media se ven favorecidas a lo largo del nivel septentrional del país, desde Minnesota hasta el noroeste del Pacífico y en el sureste de Alaska.
  • El resto del país cae en la categoría de igualdad de oportunidades, lo que significa que tienen las mismas posibilidades de temperaturas y/o precipitaciones superiores, cercanas o inferiores a lo normal, porque no hay una señal climática lo suficientemente fuerte en estas áreas para marcar las probabilidades.

Las perspectivas estacionales de la NOAA dan la posibilidad de que la temperatura y la precipitación sean superiores, cercanas o inferiores a la media pero no proyecta las posibles acumulaciones de las nevadas. Si bien los dos últimos inviernos presentaron temperaturas superiores a la media en gran parte de la nación, tormentas importantes de nieve afectaron igualmente a diferentes partes del país. Los pronósticos de nieve generalmente no son predecibles con más de una semana de anticipación porque dependen de la fuerza y el seguimiento de las tormentas invernales. Las perspectivas para el invierno se actualizarán nuevamente el próximo 16 de noviembre.

Leave a Comment