Home Deportes Se cumplieron 60 años de la tragedia del Manchester United
Se cumplieron 60 años de la tragedia del Manchester United
0

Se cumplieron 60 años de la tragedia del Manchester United

0
0

El desastre aéreo tuvo lugar en la ciudad alemana de Múnich el 6 de febrero de 1958, cuando el vuelo 609 de la British European Airways se estrelló en el aeropuerto.

El 6 de febrero de 1958 la plantilla completa del Manchester United volvía a Inglaterra tras disputar los cuartos de final de la Copa de Europa ante el Estrella Roja de Belgrado de Yugoslavia, uno de los dos grandes clubes en aquel momento. El United había empatado, 3-3 (5-4 en total para los ingleses) y se clasificaba para las semifinales donde esperaba el AC Milan.

En el aeropuerto de Belgrado, el vuelo 609 de la British European Airways que los llevaría de vuelta a Mánchester retrasó su salida una hora, ya que el jugador Johnny Berry había perdido su pasaporte. El avión tenía previsto hacer una parada técnica en Múnich para repostar combustible.

El Manchester United contaba en aquel entonces con un equipo que ilusionaba a todos, su mezcla de exuberancia juvenil y fútbol vistoso y ofensivo daba sus frutos y los aficionados tenían la ilusión de ganar todo lo que se les pusiera en el camino.

Hace 60 años los Red Devils eran cuartos en la Liga Inglesa, pero tan sólo habían perdido una vez en sus últimos 13 partidos, por lo que tenían a su alcance su tercer título consecutivo. Sin embargo, fue ese 6 de febrero cuando el club vivió el momento más aciago de su gloriosa historia.

Después de hacer una escala para repostar en el aeropuerto de Múnich, que estaba cubierto de nieve, emprendieron la parte final del viaje. Los pasajeros (entre los que figuraban periodistas, seguidores y el cuerpo técnico) embarcaron tres veces, ya que dos intentos de despegue no fructificaron.

En la tercera ocasión la aeronave, con el obstáculo de la nieve medio derretida en la pista, no logró despegar a tiempo, estrellándose contra la verja perimetral del aeropuerto y contra una casa cercana a las 3:04 de la tarde.

En el accidente se perdieron un total de 23 vidas, incluidos ocho integrantes del primer equipo, entre ellos el capitán Roger Byrne, internacional inglés, Tommy Taylor, un delantero centro goleador, Eddie Colman, la víctima más joven del desastre, David Pegg, un extremo derecho que acababa de estrenarse con la selección inglesa; Liam “Billy” Whelan, internacional con la República de Irlanda; Mark Jones, ex internacional juvenil inglés y Geoff Bent, un lateral que había viajado como suplente.

Los siete murieron casi en el acto y quince días más tarde, la estrella del equipo, Duncan Edwards, expiró como consecuencia de sus heridas. A los fallecidos se les conoce como “las flores de Manchester”, frase acuñada en una canción folk del grupo The Spinners en 1962.

Además de la muerte de ocho jugadores, sin incluir a Johnny Berry y a Jackie Blanchflower, que nunca volverían a jugar debido a las secuelas, el director deportivo del United, Busby, sufrió graves heridas en el accidente y sobrevivió a duras penas. Estuvo dos meses hospitalizado, llegando a recibir dos veces la extremaunción.

Las víctimas del desastre de Múnich fueron:

Jugadores: Roger Byrne, Mark Jones, Eddie Colman, Tommy Taylor, Liam “Billy” Whelan, Duncan Edwards, David Pegg y Geoff Bent.

Periodistas: Alf Clarke, Don Davies, George Follows, Tom Jackson, Archie Ledbrooke, Henry Rose, Eric Thompson, Frank Swift.

Directivos, hinchas y tripulación: Walter Crickmer (secretario del club), Bert Whalley (entrenador), Tom Curry (preparador físico), capitán Kenneth Rayment (copiloto), Bela Miklos (agente de viajes), Willie Satinoff (aficionado), Tom Cable (sobrecargo).

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *