Home Editoriales Según el color del cristal con que se mira…
Según el color del cristal con que se mira…
0

Según el color del cristal con que se mira…

0
0
Carlos Rojas
Carlos Rojas

Querido lector, en Ultimas Noticias tenemos la esperanza que siempre, como hasta ahora, contaremos con usted y, por eso, muchas gracias… En este mundo las cosas se han originado por una serie de causas o condiciones y entre ellas la diferencia no existe. La aparente distinción existe porque el alma ve de ese modo… por ejemplo, en el cielo no existe la diferencia entre el este o el oeste, pero los hombres la hemos creado y creemos que esa es la verdad…

También los números del uno al infinito son dígitos completos que no tienen diferencia cuantitativa, pero los hombres, para su conveniencia, hacen la diferencia de lo mucho y de lo poco…

En el proceso evolutivo de la humanidad no hay ninguna distinción esencial entre la vida y la destrucción, son los hombres los que hacen una discriminación y llaman a la primera nacimiento y a la segunda muerte. En la acción no existe diferencia entre el bien y el mal, pero los hombres lo hacen para su propia conveniencia.

El ser humano siente fuerte apego a la riqueza, a la fortuna, al honor y a la vida, hacen la distinción entre lo que existe y lo que no existe, lo bueno y lo malo, lo correcto y lo falso, sintiendo apego por todo y vagando en la oscuridad atraen los sufrimientos…

Había una vez un hombre que hacia un largo viaje…un día llegó a un gran lago y pensó: “este lado del lago es peligroso, pero la otra orilla se ve mas tranquila y uno puede estar a salvo allí”.

Como pudo construyó una balsa y cruzó a la otra orilla a donde llegó sano y salvo, por lo que se dijo: “Esta balsa me ha servido de mucho, por eso no la tiraré y seguiré el camino llevándola en los hombros.

Mi pregunta es… ¿Crees que este hombre hizo lo correcto con la balsa?… ¡Claro que no!

Esta parábola explica que no podemos adherirnos ni a cosas buenas y mucho menos a cosas malas. El mundo no pretende engañar a los hombres, el error nace en el alma de los ignorantes que, sin saber la verdad, piensan que este es un mundo pasajero o que es el auténtico.

El hombre que ha alcanzado la sabiduría conoce la verdad y no comete errores, porque ve la ilusión como ilusión, entonces puede discernir que nada es verdad, ni nada es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira… Gracias por leer Ultimas Noticias.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *