Home Latinoamerica Según informe 2016 de Latinobarómetro La percepción de la democracia en Latinoamérica está estancada
Según informe 2016 de Latinobarómetro  La percepción de la democracia en Latinoamérica está estancada
0

Según informe 2016 de Latinobarómetro La percepción de la democracia en Latinoamérica está estancada

0
0

Latinobarómetro, una ONG sin fines de lucro con sede en Santiago de Chile, presentó su informe sobre la situación de América Latina, en el que se incluye la percepción de la población sobre la democracia, los partidos políticos, las libertades, orden, delincuencia y economía, entre otros aspectos.

En el informe se aplicaron 20.204 entrevistas cara a cara en 18 países entre el 15 de mayo y el 15 de junio de 2016, con muestras representativas del 100%, de la población nacional de cada país, de 1.000 y 1.200 casos, con un margen de error de alrededor del 3%, por país.

Latinobarómetro inició con esta medición su tercera década. Los datos acumulados a través del tiempo dan cuenta de que la región no da el salto a grados superiores de democracia. La democracia parece consolidarse de manera imperfecta, quedándose anclada en algunos temas.

Según el informe América Latina enfrenta grandes transformaciones en la forma como se comportan los ciudadanos, al mismo tiempo  que permanecen los valores tradicionales. Esto crea tensiones valóricas, de desarrollo y de crecimiento que se manifiestan como crisis.

Según el estudio hay cambios significativos en la forma y el contenido de los espacios públicos y el modo como las personas los perciben. Es la democracia, su lugar, pero también el de la libertad, el orden, el crédito y la credibilidad que se le otorga a las instituciones y a quienes las encarnan, las que se están consolidando simultáneamente y con desfases.  Las demandas ciudadanas son claramente de inclusión, de igualdad de trato, acceso y desmantelamiento de las desigualdades. Esos son los bienes políticos que le faltan a las democracias para salir del estancamiento en que se encuentran.

El análisis de Latinobarómetro es que el pasado no parece repetirse, pero tampoco el futuro parece imitar otras latitudes. América Latina está claramente en un territorio nuevo. Existe evidencia de tiempos nuevos que desafían a las instituciones nacionales y multilaterales, así como a los sujetos sociales, los centros académicos y de pensamiento a profundizar y ajustar sus análisis, a afinar las capacidades de interpretación, a reflejar con mayor nitidez las formas en su evidente complejidad. Sin guerras, América Latina acusa violencia, corrupción y la  desigualdad como los fenómenos más potentes que retienen a la democracia.

En el estudio se indica además que por cuarto año consecutivo el apoyo a la democracia “no mejora”, al registrar una baja de 2% puntos porcentuales desde 2015, llegando al 54% en 2016.

Se asegura que en los cinco países que aumenta, sólo uno tiene aumento significativo Panamá, que aumenta 11 puntos porcentuales. Esa es la excepción del año 2016. Costa Rica aumenta tres puntos porcentuales con significancia estadística y los otros 3 sin significancia estadística. Eso es lo mismo que sucede con otros tres países: Bolivia Colombia y Guatemala, donde la disminución no es significativa (estadísticamente). “Es decir hay siete países donde no hay variación (incluido México). En nueve países, sin embargo, hay disminución significativa, en tres es leve y en seis es acentuada. Estos seis países con caídas bruscas en el apoyo a la democracia entre 2015 y 2016 son: Brasil, que cae 22 puntos, Chile 11, Uruguay 8, Venezuela y Nicaragua 7 puntos cada uno y El Salvador 5”, se indica en el informe.

El informe de Latinbarometro culmina expresando que en 2016 la satisfacción económica llegó a su punto “más bajo” a nivel regional desde el anho 2005, al registrarse un 20% (cinco puntos porcentuales menos) que en 2015 y diez puntos porcentuales menos que en 2010.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *