Home Nacionales Según un estudio la inmigración no conduce a más delincuencia
Según un estudio la inmigración no conduce a más delincuencia
0

Según un estudio la inmigración no conduce a más delincuencia

0
0

El profesor y presidente del Departamento de Sociología de la Universidad William and Mary de Williamsburg, Virginia, ha presentado un estudio demostrando que la inmigración no necesariamente conduce a mayor delincuencia.

Según el estudio, la inmigración no necesariamente conduce a más delincuencia en Estados Unidos, ya que no existen pruebas convincentes que demuestren ese extremo. Graham Ousey, profesor y Presidente del Departamento de Sociología de la Universidad William and Mary señaló que incluso los inmigrantes tienen menos probabilidades de ser delincuentes, sobre todo en el caso de personas nacidas en el extranjero y sus hijos nacidos en EEUU.

El informe dice que, incluso antes de la reciente orden ejecutiva presidencial para limitar los viajes de ciertos países, la posible relación entre la inmigración y la delincuencia era una gran pregunta, pero no hay pruebas convincentes de que uno aumenta el otro.

Ousey advierte contra la simplificación excesiva de datos complicados que tiene tantas variables y matices, pero dijo que hay una conclusión clara que emerge en el documento.  “Las personas nacidas en el extranjero tienen menores índices de criminalidad que los residentes nativos, incluyendo hijos de inmigrantes que nacieron en Estados Unidos. La gente que emigra a un nuevo país busca mejores oportunidades y por ello está altamente motivada y determinada a conseguir objetivos concretos”.

Además, según el autor del estudio, a muchos les preocupa la deportación y, por ese temor, evitan cualquier contacto con las instancias judiciales.

Su estudio, “Inmigración y crimen: evaluación de un asunto contencioso”, que contó con la colaboración del también sociólogo Charis Kubrin, de la Universidad de California-Irvine, se basó en el análisis de 51 investigaciones anteriores.

“La preponderancia de la evidencia no apoya el argumento de que la inmigración aumenta el crimen”, dijo Ousey. “Y podemos decirlo bastante definitivamente porque el meta-análisis se basa en muchos estudios y en varias estimaciones de esta relación entre la inmigración y el crimen”. El profesor añadió que a través de esos estudios no se encuentra ninguna evidencia que sugiera que está empeorando el crimen con la inmigración.

Tras las conclusiones Ousey sugirió dejar de centrarse en este grupo social como fuente de ese problema, para considerarlo en un panorama más amplio y dejar de elaborar políticas equivocadas basadas en el temor a los extranjeros.

“Esto significa tratar el crimen en relación a las causas sociales, como las fuentes de desigualdad, la pobreza y la segregación racial. Si se hace algo al respecto en estos aspectos, habrá más posibilidades de controlar el crimen”, añadió.

Sin embargo, reconoce que existe una prevalencia a pensar que la inmigración trae más delito a una sociedad, ya que este fenómeno tiende a debilitar el control social informal en las comunidades.

Graham Ousey subrayó además que la delincuencia en Estados Unidos se encuentra en unos niveles históricos bajos, pese a que se le ha prestado atención en los medios y se ha politizado.

Hacer hincapié que la investigación se basa en datos más que en emociones es importante, dijo Ousey, porque de lo contrario la gente queda atrapada en “mitos urbanos”.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *