Según un informe… Seis de cada diez adultos en EE. UU. dicen que el sistema económico favorece los intereses poderosos

Los partidarios Republicanos y Demócratas están divididos sobre la imparcialidad de la economía en Estados Unidos y por qué las personas son ricas o pobres

Alrededor de seis de cada diez adultos de EE. UU. (63%) dicen que el sistema económico de la nación favorece injustamente los intereses poderosos, en comparación con un tercio (33%) que dice que, generalmente dicho sistema es justo para la mayoría de los estadounidenses, según una encuesta del Pew Research Center. Si bien las opiniones generales sobre esta cuestión han cambiado poco en los últimos años, la división partidista ha aumentado.

El informe de Pew señala que, por primera vez desde que el Centro hace esta consulta desde 2014, una clara mayoría de Republicanos e Independientes de tendencia republicana (57%) dicen actualmente que el sistema económico es generalmente justo para la mayoría de los estadounidenses. En la primavera de 2016, una mayoría del 54% de Republicanos opinaron que el sistema económico favorecía injustamente los intereses poderosos.

Y, si bien la amplia mayoría de los Demócratas han dicho durante mucho tiempo que el sistema económico de Estados Unidos favorece injustamente los intereses poderosos, el porcentaje ha aumentado desde 2016, de 76% a 84% en la actualidad.

Pobres y Ricos

Las diferencias partidistas se extienden también a las creencias acerca de por qué las personas son pobres o ricas. Los Demócratas tienen más probabilidades de decir que la razón por la que alguien es pobre generalmente tiene más que ver con circunstancias fuera de su control (69%) que con una falta de esfuerzo (18%). Entre los Republicanos una proporción mayor dice que una persona es pobre más por falta de esfuerzo (48%) que por circunstancias fuera del control de un individuo (31%).

En general, entre los adultos de Estados Unidos el 52% apunta a circunstancias fuera del control de una persona, mientras que el 31% dice que es una falta de esfuerzo de su parte. Un 12% de personas dicen que ambos factores contribuyen en forma igualitaria.

Cuando se opina de por qué una persona es rica, el público en general se divide: 43% de los adultos de Estados Unidos dicen que es porque trabajaron más duro que la mayoría de la gente, mientras que 42% dicen que es porque tenían mayores ventajas en la vida que la mayoría de la gente. Una vez más, las dos coaliciones partidistas tienen puntos de vista sorprendentemente diferentes sobre esta cuestión.

Aproximadamente siete de cada diez Republicanos (71%) dicen que una persona generalmente tiene más probabilidades de ser rica porque trabajó más duro que otras y solo el 18% dice que la riqueza de una persona es más probable que sea el resultado de tener más ventajas en la vida. En contraste, solo el 22% de los Demócratas dice que la riqueza generalmente es más probable que sea el resultado de trabajar más duro, mientras que el 62% dice que generalmente tiene más que ver con las ventajas que otros no tienen.

¿Trabajo duro o mayores ventajas?

El informe del Centro Pew dice también que, entre los Republicanos, hay una importante división ideológica en esta pregunta: casi ocho de cada diez Republicanos conservadores (79%) dicen que es más probable que una persona sea rica porque trabajó más duro, en comparación con el 49% entre Republicanos moderados y liberales. Existe una brecha ideológica más modesta entre los Demócratas.

Si bien los Republicanos han sido más propensos que los Demócratas a atribuir la riqueza de alguien al trabajo duro, la brecha partidista en esta pregunta casi se ha duplicado (de 25 a 49 puntos porcentuales) en los últimos cuatro años.

La proporción de Republicanos que atribuyen la riqueza al trabajo duro ha aumentado constantemente desde 2014, de 54% a 71%. En el mismo período de tiempo, ha habido un cambio más modesto de 7 puntos porcentuales en la otra dirección entre los Demócratas.

Las opiniones de porqué algunas personas son ricas y pobres también varían según el ingreso familiar. Aquellos con ingresos familiares anuales de $ 75,000 o más son más propensos que aquellos con ingresos de menos de $ 30,000 (49% vs. 36%) a decir que ser rico es más atribuible al trabajo duro que a las ventajas de una persona. Aquellos con ingresos más bajos, a su vez, son más propensos que aquellos con ingresos más altos a decir que una persona es pobre debido a circunstancias que están más allá de su control, que debido a una falta de esfuerzo.

 

 

 

Leave a Comment