Si confías en “EL” te dará grandes regalos a su tiempo….

Carlos Rojas

Carlos Rojas

Amable lector gracias por leer Ultimas Noticias, deseo que note esto: hace días, platicando con mi amigo don Horacio Esparza, un hombre que es ciego pero ve más que usted y más que yo, en nuestra charla surgió el tema de las reflexiones que por cierto don Horacio hace unas muy sabias, aquí les comparto el regalo que me hizo para usted… y reza así:

Había una vez 3 árboles en la colina del bosque que hablaban de sus sueños y esperanzas. El primer árbol quería ser un cofre para guardar el Tesoro, oro, plata, joyas, y piedras preciosas y finamente decoradas para que la gente admirara su belleza.

El Segundo árbol quería ser una poderosa embarcación y llevar a los más grandes reyes a través de los océanos y que se sintieran seguros de su Fortaleza.

El tercer árbol soñaba con crecer y ser el más alto de los arboles del bosque para que, cuando la gente lo viera, pensara en Dios y cuan cerca estaba de alcanzarlo…

Un día un grupo de leñadores llegó al bosque para cortar los arboles y venderlos al carpintero… El primer árbol estaba feliz pensando que lo convertirían en un cofre donde guardaran los más preciados tesoros, pero fue convertido en un simple cajón que llenaron de paja y lo dejaron en el pesebre para que las vacas comieran y sus sueños se derrumbaron.

El Segundo árbol cuando fue cortado pensó que lo convertirían en una embarcación, para llevar a los reyes, pero fue convertido en una balsa de pesca ni siquiera lo suficientemente grande y sus sueños se apagaron.

El tercer leñador llegó frente al tercer árbol y este estaba temeroso sabiendo que si lo cortaban, su sueño no se haría realidad, al fin fue cortado y convertido en largas y pesadas tablas abandonadas en una fría y oscura bodega.

Un día, años más tarde un hombre y una mujer llegaron al pesebre en el que habían convertido al primer árbol. Ella dio a luz un niño y lo colocó dentro del cajón cubriendo al niño con la paja. Y el árbol sintió la importancia de este acontecimiento y supo que había contenido el Tesoro más valioso de la historia…

Años más tarde un grupo de hombres entraron en la balsa en que había sido convertido el Segundo árbol y mientras estaban en el agua se desató una tempestad con fuertes vientos y el árbol temía no ser lo suficientemente fuerte para salvar a los hombres.

Y aquel que dormía se despertó en ese momento y dijo a la tempestad: “¡calma, quédate quieta!” y la tormenta y las olas se detuvieron y el segundo árbol se dio cuenta de que llevaba con él al Rey de reyes y señor de señores.

Finalmente alguien tomó el tercer árbol que había sido convertido en tablas y lo cargó por las calles donde la gente, lo golpeaba, lo escupía y lo insultaba, entonces se detuvieron en la cima de una pequeña colina donde el hombre fue clavado al árbol y levantado para morir y cuando llegó el domingo el árbol se dio cuenta que había sido lo suficiente fuerte para permanecer erguido y estar tan cerca de Dios, porque Jesús había sido crucificado en él…

Cuando parece que las cosas no van acorde con nuestros planes debemos saber que siempre Dios tiene un plan para nosotros,… los arboles nacen, crecen y no se mueven de lugar “y alcanzaron sus sueños a su tiempo”. Nosotros con mayor razón, se nos dieron las herramientas para alcanzarlo todo, pero solo si confías en “El” te dará grandes regalos a su tiempo…. Gracias por leer Ultimas Noticias.

Leave a Comment