Home Editoriales Si la vida te da limones…
0

Si la vida te da limones…

0
0
Tab Machado
Tab Machado

A veces los logros y metas, ya sea por nuestros propios errores o por una sucesión de hechos que escapan a nuestro control, se vuelven esquivos y difíciles de alcanzar. La visión, las ganas y el empeño se ponen al máximo, pero eso a veces no alcanza ni basta para conseguir lo que nos propusimos y debemos de saber lidiar con la frustración.

Mi madre siempre me ha dicho que la paciencia es un árbol de raíces amargas, pero su fruto es muy dulce para el que sabe esperar… Y así es, la perseverancia y el mantener viva la ilusión de conquistar las metas que nos hemos propuesto son la base para crecer como seres humanos y mantener siempre viva la esperanza de ser mejores. Por más dura que sea la vida, siempre hay que mantener enhiesta la ilusión de que se pueden revertir los momentos amargos y que, al final del camino, un futuro venturoso nos espera. Por eso, si en este momento de tu vida los logros no llegan y la vida tan solo te da limones agrios, pues haz limonada… pero jamás pierdas la fe de seguir adelante en pos de tus sueños…

Cuenta una aleccionadora historia que un niño estaba intentando conseguir ser parte de una obra teatral escolar. Su mamá contaba que el niño había puesto todo su corazón y empeño en ello y temía que si no fuera elegido él se sintiera muy frustrado y triste.

El día que las partes de la obra fueron repartidas, ella fue a buscarlo a la escuela y vio al niño salir corriendo con los ojos brillantes. Lleno de orgullo al acercarse a ella, el niño le dijo con emoción: “Adivina qué mamá: ¡He sido elegido para aplaudir y animar!” La madre, con un nudo de emoción en su garganta, solo atinó a abrazar a su hijo muy fuerte y agradecer a la vida la gran lección que le estaba dando…

¿Te has preparado para triunfar y aun estás luchando desesperadamente por llegar a la cima? ¿Sientes que todo lo que haces es infructuoso y que las fuerzas decaen? ¿Ya no tienes ganas de intentarlo otra vez? Pues te digo… la vida es una eterna pulseada y solo te ofrece dos posibilidades: o tú pasas por la vida o la vida pasa por ti y tan solo de ti depende el camino que elijas. Pero, si prefieres pasar tú por la vida, hay un axioma que jamás debes olvidar: disfruta los momentos y, sea donde sea que estés en este instante, trata siempre de ser mejor… no ser el primero sino ser mejor ¿Entiendes?

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *