Home Editoriales Sin aliento…
Sin aliento…
0

Sin aliento…

0
0
Tab Machado
Tab Machado

Sin aliento me quedo cuando miro el terrible vacío existencial que sacude a esta humanidad que transita espacio y tiempo sin ningún rumbo, carente de valores y muy lejos de ser seres pensantes y con sentimientos. Individuos cuya única prioridad es ensalzar su ego y alcanzar sus intereses, caiga quien caiga a su alrededor…

Criaturas para quienes el dinero, el poder y la posición social valen más, incluso, que la vida humana y que son capaces de cometer las más grandes atrocidades para obtenerlos, como modo de superar y someter a sus congéneres, avergonzando a los demás animales que comparten la escala zoológica de este mundo.

Como habremos caído de bajo que, por ejemplo, un doctor diagnosticó a 553 pacientes suyos con cáncer (sin padecer la terrible enfermedad) solo para abultar su billetera y mejorar su estatus social… El galeno les recetó y ordenó tratamientos que no necesitaban, tan solo para cobrar millones de dólares de sus seguros.

Incluso a enfermos terminales, a los que les era contraproducente seguir haciendo tratamientos agresivos para su cuerpo, (y que otros médicos aconsejaban que se suspendieran) él les dictaminaba seguir con ellos, dándoles falsas esperanzas con el solo fin de cobrar más dinero.

Para que ustedes se hagan una idea cabal de semejante maniobra les digo que, según informes, entre 2007 y 2013 este doctor  presentó facturas por unos  225.000.000 de dólares a las compañías aseguradoras. Cuando la maniobra salió a luz la fiscalía pidió para él 175 años de cárcel, aunque sus abogados pidieron que esta cifra se rebaje a tan solo 25…

Terrible ¿Verdad? Pues no vayan a creer, ni por un solo segundo, que este es un caso aislado o una gran excepción a la regla de lo que es la humanidad hoy. Lamentable y tristemente es tan solo un caso más de los que abundan en el mundo y que nos hace pensar a donde vamos a parar si esto continúa así…

Por eso, cuando semanalmente me enfrento al hecho de escribir esta columna que intenta resucitar los valores humanos , a veces me tienta dejarla en blanco con tan solo una leyenda que cruce la misma y diga: cerrado por demolición. Es que cada día que despierto la humanidad me deja casi sin aliento y con poco margen para creer en un mundo mejor…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *