Home Editoriales Sobran 325 días ¿qué hacemos con ellos?
Sobran 325 días ¿qué hacemos con ellos?
0

Sobran 325 días ¿qué hacemos con ellos?

0
0
Carlos Rojas
Carlos Rojas

Hay cosas que seguramente no tienen mucha congruencia o tienen mucha conveniencia ¿sabe por qué? Querido lector ayúdenos a descifrar este espacio de cuarenta días que hemos o han llamado, “cuaresma”, abstinencia o renuncia voluntaria sobre no comer ciertos alimentos que nos gusten mucho durante cuarenta días o no tomar licor durante cuarenta días o no fumar o no hacer algo que realmente me da placer para poder  castigarme y así alcanzar el perdón dizque de mis pecados… Porque solo estoy contando y esperando que se cumplan los cuarenta días para quitar mi freno y dar rienda suelta, a comer todo lo que yo quiera y en la cantidad que quiera.

Tomar o mejor dicho emborracharme hasta ahogarme dizque para celebrar que cumplí  lo prometido de no haber tomado por cuarenta días o volver a echar humo fumando cigarro tras cigarro para celebrar que, que macho soy, ¡¡¡aguanté 40 días sin fumar!!! y ahora tengo que celebrarlo volviendo a intoxicarme e intoxicar a los que me rodean… Esto es solo una observación porque cada quien hace con su voluntad lo que le plazca.

Aquí el punto es que, si por cuarenta días alcancé un gran logro que hace mucho bien a mi cuerpo y por ende a mi salud, entonces ¿este bonito acto de abstinencia temporal se hizo consciente o inconscientemente? Si se hizo consciente entonces había que continuarlo para realzar la vida y si se hizo no consciente entonces solo estamos practicando un mecanismo de represión que tiene o tendrá consecuencias malsanas…

Querido lector si tomamos conciencia de que si pudimos aguantarnos por cuarenta días entonces podemos continuar y los resultados serán saludables para nosotros mismos y cuando digo mismos estoy incluyendo a la esposa o los hijos, los amigos, los compañeros en el trabajo, en la escuela, en fin a toda la sociedad en que estamos viviendo.

Esto nos llevaría  a integrarnos de mejor manera en el sistema de este país y seríamos una sociedad más feliz gozando de más confianza y de mejor salud…

La cuaresma podríamos o debemos considerarla como una oportunidad para rehacer o enderezar nuestras vidas y ser ejemplo para los demás… Siempre hay tiempo para empezar, la cuaresma dura cuarenta días donde buscamos como creyentes el verdadero camino de vivir como hijos de Dios. Esta temporada está basada en el símbolo del número cuarenta…

En la biblia habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años que el pueblo judío marchó por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y Elías en la montaña, de los cuarenta días que Jesús pasó en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los cuatrocientos  años que duró la estancia de los judíos en Egipto. En la biblia el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros que es el paso de nuestra vida por la tierra llena de dificultades….

Ojalá esta abstinencia o sacrificio que hacemos en cuaresma sea para fortalecer nuestro Ser, nuestro Espíritu, nuestra Alma y nuestro Cuerpo. El que tiene entendimiento entienda y ¡hagamos buenas obras! Sobran aun 325 días, ¿qué hacemos con ellos?

Gracias por leer Ultimas Noticias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *