Home Tema Central Sueños rotos
0

Sueños rotos

0
0

El martes pasado el Senado de Estados Unidos rechazó el proyecto de ley Dream Act con 43 votos negativos, una abstención y 56 votos a favor, rompiendo el sueño de miles de estudiantes que esperaban regularizar de esta manera su situación migratoria.

Por 56 votos a favor y 43 en contra (una ausencia), el Senado de Estados Unidos rechazó el martes pasado el proyecto de ley Dream Act, que proponía dar residencia temporal a unos 65 mil estudiantes indocumentados con buenas calificaciones cada año, quienes una vez graduados de la universidad o ingresaran a las Fuerzas Armadas recibirían la residencia legal permanente. Cinco años después de la green card, los beneficiarios podían iniciar el trámite para la obtención de la ciudadanía.

La iniciativa había sido anunciada por el líder del Senado, Harry Reid (Demócrata de Nevada) y respaldada por la mayoría de los miembros de su partido, pero los Republicanos habían advertido que no apoyarían el proyecto. El Dream Act fue agregado como enmienda a una ley de gastos de defensa por $727,700 millones.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo desde el pleno al término de la votación que no se dará por vencido. “Quiero que todos los que me escuchan sepan que vamos a votar sobre el Dream Act. Sólo es cuestión de cuándo, porque se trata de un asunto de justicia”.

Al quedar en suspenso este Proyecto de Ley habría que ver qué sucede con el anuncio del Senador Robert Menéndez (Demócrata de Nueva Jersey), quien la semana pasada dijo que en el curso de las próximas semanas y antes de las elecciones de medio tiempo del 2 de noviembre, empujaría un proyecto de reforma migratoria comprensiva en el Senado.

Para ser aprobado el Dream Act se requería el apoyo de 60 de los 100 Senadores. Los Demócratas cuentan con 56 curules y necesitaban el respaldo Republicano para conseguir una victoria. Poco antes de la votación, el proyecto, que iba a permitir la legalización de aproximadamente un millón de estudiantes indocumentados en Estados Unidos, enfrentó a Demócratas y Republicanos.

El Senador Dick Durbin (Demócrata de Illinois) había dicho antes de la votación que, “No es vía libre para la ciudadanía, y no es una amnistía… es simplemente una cuestión de justicia en este país”.

El Dream Act fue presentado por primera vez en 2001. Desde entonces se han realizado varias votaciones y ninguna ha logrado reunir los 60 votos necesarios en el Senado. Según el Instituto de Política Migratoria (MPI), alrededor de 2.1 millones de estudiantes indocumentados son “elegibles” en caso de que el Congreso apruebe la ley. De ese total, sin embargo, sólo alrededor de un millón reuniría cada uno de los requisitos.

El Dream Act cuenta con el aval de los departamentos de Educación y de Seguridad Nacional, cuyos titulares, Arne Duncan y Janet Napolitano, respectivamente, enviaron una carta al Senado para pedir su aprobación. El Presidente Barack Obama también hizo campaña a favor del proyecto.

Los Senadores Republicanos John McCain y Orrin Hatch anteriormente apoyaron el proyecto, pero esta vez ni ellos ni otros líderes de su bancada lo respaldaron.

El líder de la mayoría Demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo desde el pleno que no se dará por vencido y su oficina dijo que Reid ahora sopesa varias posibilidades, aunque sin poner fecha. Entre los escenarios posibles figura volver a intentar un voto antes o después del receso o incluir el ‘Dream Act’ en otro ‘vehículo legislativo’.

El ‘Dream Act’ iba a ser introducido como una enmienda a la ley de gastos de defensa de 725.700 millones de dólares, que incluía también la revocación de una ley que desde 1993 prohíbe la participación de soldados abiertamente homosexuales en el Ejército.

De los 43 votos negativos los Senadores Demócratas Blanche Lincoln y Mark Pryor votaron con los Republicanos. Harry Reid, líder de la mayoría Demócrata en la cámara alta, también votó en contra como táctica de procedimiento. Según las normas del Senado, votar junto con la mayoría del Senado le permite resucitar el proyecto más adelante.

Se desconoce hasta el momento si los Demócratas continuarán adelante con el proyecto de reforma migratoria que lidera Menéndez.  El Senador de Nueva Jersey no ha dicho si cuenta con los 60 votos necesarios en el Senado.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *