Tome medidas para su seguridad y bienestar este verano

Estamos en verano y es bueno tomar medidas para la seguridad y bienestar de toda la familia.

Millones de personas hacen planes para divertirse y disfrutar del verano y la Cruz Roja Americana emitió días atrás una serie de medidas para que todos puedan hacerlo contentos, sanos y seguros.

“La prevención y preparación son elementos claves para su seguridad y bienestar este verano” dijo Jeffrey Pellegrino, PhD, WEMT-B/FF, American Red Cross Scientific Advisory Council y Director de Ciencias de la Salud de la Universidad de Aultman. “Es importante saber el nivel de capacidad de las personas en su grupo y el ambiente que le rodea. Saber qué lesiones son peligrosas y entender que aún las lesiones pequeñas pueden conducir a mayores problemas si no son atendidas de forma adecuada”.

Los esguinces o torceduras y las caídas son algunos de los accidentes más comunes que una persona puede enfrentar en actividades al aire libre. Un esguince, torcedura o distensión ligamentosa es la lesión más común, además de las contusiones y otras heridas superficiales. También las caídas son la mayor amenaza y muchas ocurren al tomar decisiones a la ligera, desconocer un terreno, la falta de habilidad o no estar debidamente preparado. A eso hay que sumarle la deshidratación que constituye también un peligro. Aquellos que planean realizar actividades al aire libre enfrentan estos peligros.

Es por eso que la Cruz Roja Americana le dice que hacer en caso de:

  • Picaduras de mosquito: Idealmente, el primer paso, es evitar las picaduras de mosquitos cubriendo la piel expuesta con repelente de insectos. Si no logra evitarlos, utilice una pomada o medicamento de venta libre para aliviar la irritación y deseos de rascarse.
  • Enfermedades estomacales: Mantenga a la persona hidratada y facilite un medicamento fabricado específicamente para alguien con problemas estomacales.
  • Quemadura solar: Mueva a la persona a la sombra, enfríe la zona y utilice un medicamento para el dolor sin prescripción médica si es necesario.
  • Ampollas: Mantenga la ampolla al descubierto para proteger el área. Si la ampolla amenaza con causar más lesiones, pinche en la base, limpie y proteja con un vendaje.
  • Reacción alérgica: Retire a la persona del alérgeno; administre un antihistamínico oral si es necesario. Si la situación empeora o representa un peligro a la vida, considere el uso de adrenalina, también conocida como epinefrina.
  • Sufrir una picadura de Medusa: Lave el área generosamente con vinagre tan pronto como sea posible durante al menos 30 segundos. Si el vinagre no está disponible, haga una mezcla espesa de bicarbonato de sodio y agua.

Evite los accidentes durante las vacaciones Si va de turista empaque ropa adecuada, repelente de insectos, protector solar y primeros auxilios. Incluya jabón, pinzas, desinfectante, medicamentos personales y artículos tales como antipiréticos, cremas fungicidas y analgésicos.

Protéjase del calor

Durante las olas de calor prolongadas, el estrés térmico, las lesiones y las muertes aumentan de manera marcada. Sin embargo, se pueden tomar ciertas medidas para prevenir estos problemas.

Según los expertos de la salud, la combinación de la humedad con el clima cálido es muy peligrosa debido a que interfieren con la habilidad del cuerpo de producir sudor.  Considerando que el sudor es la manera en que los seres humanos y los animales se refrescan, esta tensión adicional al sistema es muy peligrosa. La exposición prolongada al estrés térmico elevado puede resultar en calambres o agotamiento debido al calor.  Si el estrés térmico continúa, la víctima puede sufrir insolación e incluso la muerte.

Síntomas de estrés térmico

Independientemente de si el estrés térmico es moderado o severo, el cuerpo proporcionará señales de peligro.  El agotamiento debido al calor es una afección seria y sus señales incluyen:

  • Sudor abundante, cansancio
  • Desmayos, náusea o vómitos
  • Palidez, dolor de cabeza
  • Respiración rápida y superficial, mareos
  • Calambres musculares, debilidad
  • Pulso débil y rápido

Si no se reciben cuidados médicos, el agotamiento debido al calor puede transformarse en insolación.  La insolación ocurre cuando el sistema de enfriamiento del cuerpo falla.  En este punto, la persona deja de sudar y su temperatura corporal se eleva rápidamente a más de 106° F.

La insolación es una dolencia muy grave que pone en peligro la vida. Algunos de sus síntomas son:

  • Temperatura corporal muy alta (más de 105º F)
  • Pulso rápido
  • Piel seca y enrojecida
  • Desorientación
  • Dolor de cabeza palpitante
  • Náusea
  • Falta de sudor
  • Inconsciencia
  • Convulsiones

¿Quiénes corren mayores riesgos?

El estrés térmico prolongado puede ser fatal para cualquier persona.  Sin embargo, las personas mayores de 60 años tienden a sufrir el riesgo más alto de muerte a causa de este tipo de estrés.  Esto es más marcado si los ancianos son débiles o tienen afecciones preexistentes tal como enfermedad cardíaca, problemas respiratorios o diabetes.

Los bebés y los niños pequeños son también vulnerables al estrés térmico.  Siempre es peligroso dejar a un niño solo en un vehículo o lugar cerrado, pero esto es aún más riesgoso durante una ola de calor.  Los niños que dicen tener o exhiben cualquier síntoma de estrés térmico deben recibir cuidados médicos en forma inmediata.

Otras personas que corren un riesgo más alto que el promedio de ser víctimas del estrés térmico son los deportistas, personal militar, trabajadores manuales, trabajadores agrícolas, diabéticos y personas obesas.

Los alcohólicos y las personas que consumen drogas son otro grupo que enfrenta mayores riesgos.  Finalmente, cualquier persona que no está acostumbrada a las altas temperaturas y humedad puede enfermarse durante olas de calor prolongadas.

Los animales domésticos también pueden sufrir el estrés térmico, por lo que se recomienda darles mucha agua fresca.  Los animales domésticos que están al aire libre necesitan un lugar fresco y con sombra para protegerse del sol.

Si los animales están bajo techo, en un sitio sin acondicionador de aire, asegúrese de que circule bastante aire a fin de mantenerlos frescos.  Para otros consejos acerca del cuidado de los animales domésticos durante las olas de calor, comuníquese con un veterinario.

Formas de evitar el estrés térmico

Tome las medidas necesarias para permanecer fresco.  Ayude a los que necesiten cuidados adicionales, como niños pequeños, incapacitados o personas de edad avanzada.  Algunos consejos que se deben tener en cuenta en caso de calor extremo son:

  • Tome de dos a cinco veces más agua que la cantidad que toma generalmente (el agua se puede suplementar con bebidas sin alcohol, sin azúcar y descafeinadas).
  • Utilice protección solar (SPF) de 15 o más.
  • Limite la actividad física.  Si debe hacer esfuerzo físico, descanse frecuentemente.  También preste atención a las señales de peligro como palpitación fuerte en el corazón o una respiración agitada y pare para descansar en un lugar fresco.
  • Use ropa suelta y ligera y un sombrero que proteja su cara del sol.
  • Trate de permanecer en lugares con aire acondicionado.  Los ventiladores y los enfriadores por evaporación también pueden ser útiles para enfrentar el calor.
  • Si usted trabaja en un ambiente con temperaturas elevadas, escoja a un compañero de trabajo para cuidarse mutuamente.
  • Realice actividades al aire libre temprano por la mañana o al anochecer.
  • Preste atención a los partes meteorológicos y reduzca el esfuerzo innecesario los días calurosos y húmedos.
  • Póngase en contacto dos veces al día con amigos o seres queridos mayores de 65 años o que corren mayores riesgos de sufrir estrés térmico debido a otros factores.

Asistencia a personas que sufren enfermedades relacionadas con el calor

Si una persona muestra señales de agotamiento debido al calor, ayúdele a refrescarse gradualmente.  Una de las mejores maneras de hacer esto es tomar bebidas sin alcohol, descafeinadas y con bajo contenido de azúcar.  Recuerde que el cuerpo no funcionará correctamente sin suficiente agua.  Otros tratamientos de “enfriamiento” incluyen descansar en un lugar con aire acondicionado, usar menos ropa y tomar una ducha fría.

La insolación es un trastorno grave que requiere inmediata atención médica de emergencia.  Lo primero que usted debe hacer si sospecha que alguien está sufriendo de insolación es llamar al ‘911’.  Luego de esto, utilice cualquier medio a su alcance para comenzar el proceso de enfriamiento.  Por ejemplo, mueva a la persona a la sombra, aflójele la ropa y abanique vigorosamente.  Si tiene una manguera de jardín, sumerja a la persona en agua.  Continúe con las actividades de enfriamiento hasta que llegue el personal de emergencias.  La meta es bajar la temperatura corporal de la persona afectada a 101 o 102º F.

Recuerde que procurar asistencia médica para una víctima afectada por la insolación es sumamente urgente, ya que esta dolencia podría dar lugar a la muerte.

Leave a Comment