Home Nacionales Trabajan en un proyecto de ley bipartidista podría llegar a otorgar residencia permanente a beneficiarios del TPS
Trabajan en un proyecto de ley bipartidista podría llegar a otorgar residencia permanente a beneficiarios del TPS
0

Trabajan en un proyecto de ley bipartidista podría llegar a otorgar residencia permanente a beneficiarios del TPS

0
0

El proyecto de ley ASPIRE permitiría que todas las personas amparadas hasta antes del 1º de enero de 2017 por el Estatus de Protección Temporal puedan solicitar la residencia permanente si pueden probar, ante un juez de inmigración, que al regresar a sus países enfrentarían un riesgo extremo.

Las congresistas Demócratas Yvette Clarke y Pramila Jayapal y la Republicana Ileana Ros-Lehtinen, trabajan en el proyecto de ley ASPIRE que permitiría que cualquier inmigrante indocumentado que esté protegido por el TPS desde antes del 1º de enero de 2017, pueda solicitar la residencia legal permanente si puede demostrar, ante un juez de inmigración, que enfrentaría un peligro extremo si se ve obligado a regresar a su país de origen.

Esta propuesta surge luego de que el Departamento de Seguridad (DHS) anunció la semana pasada la cancelación del TPS para poco más de 2,000 nicaragüenses, así como una extensión de seis meses para los cerca de 60,000 hondureños que se benefician del mismo. También hay 195,000 salvadoreños bajo el amparo del programa, pendientes de conocer la resolución a sus casos.

Justamente por eso, el Gobierno de El Salvador trabaja firmemente con el fin de buscar una solución permanente para los miles de sus nacionales radicados en Estados Unidos y amparados bajo el TPS.

La semana pasada el gobierno retiró el TPS para los nicaragüenses y aplazó por seis meses su dictamen sobre el de los hondureños y, si bien no hay aún una resolución para el de los salvadoreños, el Presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, aseguró que su gobierno trabaja para encontrar una solución favorable para los migrantes radicados en Estados Unidos, que permita regularizar su estatus migratorio ante el vencimiento de la prórroga del Estatus de Protección Temporal (TPS). En caso de que el dictamen sea desfavorable para los nacidos en El Salvador, el mismo no se implementaría de inmediato.

“Estamos trabajando” dijo el Presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén

“Estamos trabajando para garantizar el derecho y garantizar la protección de nuestros salvadoreños en el exterior”, subrayó el jefe de Estado. Aseguró también que, tras la prórroga del TPS obtenida en 2016, la cual vence en marzo de 2018, su gobierno realiza gestiones por consolidar un estatus migratorio que brinden mayores beneficios a sus compatriotas en Estados Unidos, que los otorgados con el estatus temporal.

“Hemos contratado abogados y hemos formado alianzas con bufetes de abogados en Estados Unidos, que contribuyen también a la defensa de los derechos de los salvadoreños y vamos a trabajar en asesorías para que (los salvadoreños amparados al TPS) vayan buscando su ciudadanía”, informó el gobernante.

Sánchez Cerén detalló que esta estrategia se basa en que una gran parte de los cerca de 190 mil salvadoreños amparados al TPS llenan los requisitos como para aspirar a un estatus migratorio más estable.

Añadió que a esta estrategia se suman gestiones ante el Congreso de Estados Unidos, el gobierno federal y los gobiernos locales del país, para abogar por una opción a sus compatriotas que les permita seguir desarrollando su actividad económica y productiva en esta nación.

Se trabaja en un programa de asistencia para quienes no llenen los requisitos para aspirar a un estatus migratorio estable

Sánchez Cerén indicó que, ante una eventual suspensión del TPS, se trabaja en un programa de asistencia para aquellos que no llenen los requisitos para aspirar a un estatus migratorio estable y deban retornar a El Salvador.

“Estamos preparando un plan de retorno. Muchos de ellos tienen su ahorros en los Estados Unidos y van a querer invertir en El Salvador, entonces queremos buscar proyectos que los liberen de pagar impuestos (por esas inversiones) y además que tengan incentivos fiscales para que ellos puedan poner su producción acá en el país”, dijo finalmente el jefe de Estado.

Las remesas familiares procedentes de Estados Unidos son fundamentales para la economía de El Salvador. Durante 2016 los salvadoreños que viven en Estados Unidos enviaron 4,576 millones de dólares a El Salvador con una tasa de crecimiento de 7,6%, un incremento de 306 millones con relación al monto total de remesas percibido en 2015. La cantidad de remesas recibidas en 2016 equivale al 17,1% del producto interno bruto estimado para ese año.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *