Home Editoriales Carlos Rojas Tú eres grande
0

Tú eres grande

0
0

 

Carlos Rojas
Carlos Rojas

Querido lector gracias por seguir leyendo el mejor semanario del medio oeste de los Estados Unidos,  Ultimas Noticias. Ha llegado a su fin la cuaresma y ojalá que usted no sea de esos que se abstienen de no emborracharse durante cuarenta días, pero en la víspera de terminar la promesa se preparan para desquitarse, reponerse o sencillamente hacer presente el valor o la estima que no sienten por ellos mismos. Tengo la  certeza y fe de que usted no es de esos ¿verdad? tenemos que valorar y creer en todo lo que nuestro creador nos ha dado.

Por cierto una vez un chico visitó a un sabio maestro para pedirle un consejo, le dijo “maestro me siento tan mal, me siento tan poca cosa, todos me dicen que no sirvo para nada, que no hago nada bien, ¿me puede ayudar para que me valoren?” El maestro le dijo “no puedo tengo un problema que resolver. Ayúdame”,  dijo el maestro “y después tal vez te pueda ayudar”… “Muy bien” dijo el chico pero otra vez sintió que lo estaban haciendo a un lado.

El maestro se quitó un anillo y se lo entregó al chico diciéndole “toma el caballo que está allá afuera y cabalga hasta el Mercado para vender este anillo porque tengo una deuda, y es necesario que obtengas la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro, anda y regresa lo más pronto que puedas con esa moneda”.

El chico llegó al Mercado y comenzó a ofrecer el anillo a los mercaderes quienes al escuchar lo que pedía, unos se burlaban, otros no le ponían atención y otros se daban la vuelta y algunos le hacían ofertas pero el tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro.

El chico deseaba conseguir esa moneda de oro para que el maestro solventara su problema y entonces recibir su consejo. El chico regresó con el maestro y le dijo, “lo siento pero no pude conseguir lo que me pediste. Quizás pueda conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que pueda engañar a nadie respecto al verdadero valor del anillo”.

“Que importante lo que has dicho joven amigo”. Entonces el maestro pidió al chico que volviese al Mercado para que un joyero les dijese el verdadero valor del anillo. “Pregunta cuánto te da por él, pero no importa lo que ofrezca no se lo vendas”. El joyero examinó el anillo, lo pesó y le dijo: “Muchacho, dile al maestro, que si lo quiere vender yo no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo”… “¡¡58 monedas!!”, exclamó el chico. “Si” replicó el joyero, “yo se que con el tiempo podríamos obtener por el cerca de  70 monedas pero no se… si la venta es urgente”…

El chico emocionado corrió hacia la casa del maestro y le contó lo sucedido.  “Siéntate” dijo el maestro después de escucharlo, “tú eres como este anillo: una joya valiosa y única” y como tal solo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?”

Todos tenemos un valor, porque somos la obra maestra de un creador, se que lo crees, porque crees en ti  y crees en ti porque ¡¡¡tú eres grande!!!

Gracias por leer Ultimas Noticias.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *