Home Editoriales ¡Tú puedes! ¡Jamás dejes de intentarlo!
¡Tú puedes! ¡Jamás dejes de intentarlo!
0

¡Tú puedes! ¡Jamás dejes de intentarlo!

0
0
Tab Machado
Tab Machado

No interesa donde naces… ni dónde vives, la condición social que te rodea o la edad que tienes, si eres rico o pobre, lo que siempre importará para hacer una diferencia en la vida es tener un ideal, un objetivo claro y muchísima, pero muchísima, muchísima determinación para alcanzar tus metas… Y que quede claro: de nada vale ser inteligente, tener todo a disposición y hasta buenas intenciones si la desidia, el desgano y la pereza dominan tu vida… si eso ocurre, jamás alcanzarás tus objetivos por mucho que lo desees.

Malala Yousafzai, la reciente ganadora del premio Nobel de la Paz con tan solo 17 años, es un claro ejemplo de que todo se puede lograr en la vida, si una persona se propone alcanzar una meta y pone toda su fe, su esfuerzo y convicción en pos de la causa.

La niña paquistaní, nacida en Míngora, para poder ir a la escuela y educarse desafió a una de las milicias más crueles y violentas del mundo. En el 2009, cuando tenía apenas 11 años, comenzó un blog bajo un pseudónimo para la BBC, en el que contaba cómo era para ella vivir bajo el régimen que imponían en su región, así como sus pensamientos acerca de la educación de las mujeres. Malala escribía las notas a mano y se las pasaba a un reportero en secreto. Él las escaneaba y mandaba por mail para mantener a la pequeña protegida durante el proyecto.

El 9 de octubre del 2012, Malala fue víctima de un atentado por parte de un extremista que, después de abordar el vehículo que servía como autobús escolar, le disparó en repetidas ocasiones con una pistola impactándole en el cráneo y cuello, por lo cual debió ser intervenida quirúrgicamente. El ataque fue por ir a estudiar, en contra de lo que exigía el régimen local que prohibía asistir a la escuela a las mujeres.

Contra todo pronóstico su recuperación fue asombrosa, según dicen los médicos, en buena medida por su propia resistencia y determinación. Tras una serie de operaciones para restituir su capacidad auditiva en uno de sus oídos y para reconectar un nervio facial que le devolviese el movimiento a una parte de su rostro, Malala regresó a clases en una escuela secundaria en Inglaterra y, posteriormente, celebró su decimosexto cumpleaños con un discurso en la sede central de Naciones Unidas en Nueva York. “Un niño, un maestro, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo”, dijo ante una multitud que la ovacionó de pie.

Los grupos fundamentalistas la han perseguido desde el 2009, sin embargo ella ha seguido luchando por su ideal y le acaban de otorgar el Premio Nobel de la Paz. El comité sueco tomó en cuenta que Malala, “a pesar de su juventud, ya ha luchado durante varios años por el derecho de las niñas a la educación y ha mostrado con su ejemplo que niños y jóvenes también pueden contribuir a mejorar su propia situación. Ella lo hizo en las más peligrosas circunstancias y, a través de su lucha heroica, se ha convertido en una portavoz líder en favor del derecho de las niñas a la educación”. A sus 17 años Malala se convirtió en la mujer más joven en recibir este premio. Hasta ahora, la persona más joven en recibirlo tenía 32 años.

Como dijimos al inicio… no importa las circunstancias en la que te encuentres hoy, si tienes un ideal, un objetivo claro y luchas por conseguirlo con fe inquebrantable podrás sufrir reveses transitorios pero, al final, tu convicción te llevará a la meta que elegiste y las puertas del éxito se abrirán ante ti como por arte de magia… ¡Tú puedes! ¡Jamás dejes de intentarlo

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *