¡Tu voz es tu voto! Los latinos serán la primera minoría en las elecciones del 2020

Según un estudio del Centro de Investigación Pew, los latinos superaron en número de potenciales votantes a los afroamericanos y serán la primera minoría en las elecciones del 2020.

Un estudio del Centro de Investigación Pew señala que, si bien los cambios demográficos se desarrollan lentamente, ya está claro que el electorado del año 2020 será único de varias maneras. Las minorías representarán en ese entonces un tercio de los votantes elegibles, su mayor participación en la historia, impulsados por aumentos a largo plazo entre ciertos grupos, especialmente los hispanos.

Al mismo tiempo, uno de cada diez votantes elegibles serán miembros de la Generación Z, que estarán entre los 18 y 23 años el próximo año. Eso ocurrirá cuando los Millennials y todas las demás generaciones mayores representen una proporción más pequeña de votantes elegibles que en 2016.

Unos 32 millones de estadounidenses de origen hispano podrán participar en las próximas elecciones, pero su impacto dependerá del nivel de participación que presenten, al ser un sector con un bajo porcentaje histórico de concurrencia a las urnas.

Con la inmigración como uno de los temas que más han dominado la agenda de la presidencia de Donald Trump, los latinos se convertirán en la minoría racial más numerosa de Estados Unidos en las elecciones del 2020, al sobrepasar a la población afroamericana.

El Pew Research Center destacó que la población no blanca llegará a los próximos comicios alcanzando por primera vez un tercio de los votantes (o posibles electores), lo que podría tener un significativo impacto en el resultado de las elecciones.

El Centro de Investigación Pew ha proyectado que la elección del año 2020 marcará la primera vez que los hispanos serán el grupo racial o étnico más grande en el electorado, representando algo más que el 13% de los votantes elegibles, un poco más que los afroamericanos. Este cambio refleja el crecimiento gradual pero continuo en la participación hispana de votantes elegibles, ya que hubo un aumento del 9% en las elecciones presidenciales de 2008 y del 7% en las elecciones de 2000. La población de votantes elegibles afroamericanos ha crecido casi tan rápido como el electorado en general, lo que significa que su participación se ha mantenido constante en aproximadamente el 12% desde el 2000.

En números concretos, aunque sin procesar, 32 millones de hispanos serán elegibles para votar en 2020, en comparación con 30 millones de afroamericanos. La población de asiáticos elegibles para votar alcanzará un estimado de 11 millones en 2020, lo que equivale a más del doble de los 5 millones elegibles para votar en 2000, lo que representa el 5% del electorado del próximo año.

En el 2016, los votantes de origen latino representaron el 11,9% de la población electoral, 0,6 puntos por debajo de los afroamericanos.

Mientras tanto, los estadounidenses blancos mantienen su descenso proporcional y llegarán a los próximos comicios siendo un 66,7% de la población adulta. Hace dos décadas, en el 2000 cuando se eligió a George W. Bush, los blancos tenían 10 puntos porcentuales más, con el 76,4% de los electores y los latinos tenían apenas el 7% de representación.

En conjunto, este fuerte crecimiento entre las poblaciones minoritarias significa que un tercio de los votantes elegibles no serán blancos en 2020, en comparación con un cuarto en 2000. Este aumento está vinculado, al menos parcialmente, a los patrones de inmigración y naturalización: uno de cada diez votantes elegibles en las elecciones de 2020 nacieron fuera de Estados Unidos, la proporción más alta desde al menos 1970.

Para hacer efectiva la mayoría hay que votar

La participación de los votantes jugará un papel importante en la determinación de la influencia electoral relativa de los diferentes grupos raciales y étnicos. Por ejemplo, mientras que los hispanos superarán a los afroamericanos entre los votantes elegibles el año que viene, en realidad no hacen más efectivo su voto que los afroamericanos debido a los diferentes patrones de participación.

En las pasadas elecciones presidenciales, los afroamericanos fueron sustancialmente más propensos a votar que los hispanos. De hecho, el número de votantes elegibles hispanos que no votaron (pese a poder hacerlo) ha superado el número de los que votaron en todas las elecciones presidenciales desde 1996, lo que arroja un enorme potencial para el candidato o candidata que logre atraer a estos sectores.

Las diferencias en las tasas de participación también son importantes cuando se habla de generaciones y se deben tener en cuenta a medida que avanza la temporada electoral, dado que es más probable que los adultos mayores voten, por lo que es posible que las generaciones mayores formen una mayor proporción de votantes reales en 2020 que su participación en el electorado. Eso es lo que sucedió en 2016: a pesar de que los Boomers y las generaciones mayores representaron el 43% de los votantes elegibles, en realidad sufragaron el 49% de los votos.

De qué países llegaron los latinos que viven en EEUU

Según los datos del Censo nacional del 2016, en Estados Unidos residen más de 56 millones de personas de origen latinoamericano.

Mexicanos: 35.758.000

Puertorriqueños: 5.371.000

Salvadoreños: 2.174.000

Cubanos: 2.116.000

Dominicanos: 1.866.000

Guatemaltecos: 1.384.000

Colombianos: 1.091.000

Hondureños: 853.000

Ecuatorianos: 707.000

Peruanos: 651.000

Nicaragüenses: 422.000

Venezolanos: 321.000

Argentinos: 274.000

 

 

 

 

 

Leave a Comment