Un arma letal y silenciosa

Tab Machado

Tab Machado

¿Cual ha sido el invento más maléfico y nocivo que ha concebido el hombre, algo que es más poderoso y destructivo que las armas? Sin dudas que ha sido el dinero, ya que por él los seres humanos han mentido, matado y destruido, sin ninguna piedad a través de los tiempos.

Y no tenemos que ir muy lejos para encontrar ejemplos de la destrucción y devastación que puede causar el querer tenerlo, basta mirar nomás el tiempo del descubrimiento de América, cuando la voracidad de los conquistadores por el oro y las riquezas, avasalló a todo un continente. Tan duro fue aquel trance que aun hoy, aunque Usted no lo crea, lo pagan los países latinoamericanos.

Poco importó en aquel tiempo la cultura, el arte, la ciencia y la sabiduría que habían desarrollado los pueblos del nuevo mundo, lo importante era conseguir el oro, para poder tener todo el poder que fuera posible.

Pero no vaya a creer que ese es el único ejemplo en la historia que marca la voracidad y ambición del ser humano por el dinero, las riquezas y el poder. Los ejemplos abundan a través de los tiempos y no darían un millón de páginas para contarlos.

Es que, ambición desmedida y voracidad por las riquezas, hubo en el pasado, hay en el presente y le aseguro que habrá también en el futuro, ya que el dinero, en teoría, es un medio eficaz para poder realizar transacciones comerciales y poder darle dinamismo a la economía de los pueblos y países pero, como el mismo otorga prestigio, comodidades y reputación a quien lo posee, todos corren tras de él y muchos no miran la forma de cómo obtenerlo.

El dinero es necesario para vivir, pero cuando el hombre lo anhela en demasía no le importa cuales son los medios para conseguirlo, entonces se vuelve una obsesión tenerlo y no mira a quien perjudica por lograr el poder y la seducción que el mismo le otorga.

Sin embargo este no debería ser el verdadero motivo de la vida ya que, como dijo Jesús, no se debería de hacer tesoros y riquezas en la tierra porque se corrompen y los ladrones minan y hurtan, mas vale hacer tesoros en el cielo porque nada lo corrompe, ni los ladrones minan y hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

De todas maneras, si a Jesús no le hicieron caso, dificulto que mis palabras puedan causar el impacto debido… Lo único cierto es que el dinero, desgraciadamente, seguirá siendo el arma mas mortal, letal y silenciosa de todos los tiempos…

Leave a Comment