Home Editoriales Un compromiso de vida…
0

Un compromiso de vida…

0
0
Jacqueline Camacho-Ruiz

Kevin Doyle es un empresario joven y exitoso.  Obtuvo una carrera universitaria en una muy buena institución, tal y como lo había soñado.  Tiene una bonita familia.  Cada día cosecha más éxitos y sigue adelante. A simple vista, Kevin es una persona acomodada y sin dificultad alguna, pero detrás de ese éxito existe una historia de dolor y sufrimiento…una historia que lo marcó para siempre.

Cuando él tenía solamente 17 años y cursaba el penúltimo año de High School, su madre fue asesinada.

 

Su madre estaba trabajando en el Hospital Little Company of Mary en Evergreen, IL en el horario de 3pm a 11pm.  El padre de Kevin se percató de que Sheyla no estaba a las 11:40pm y después de buscarla en vano, llamó a la policía.  Para su sorpresa, la encontraron sin vida en la cajuela de su propio auto, justo en su garaje, en Julio del 1993.

Las investigaciones concluyeron que fue un robo que salió mal.  De acuerdo a la policía, ella fue perseguida hasta su vivienda por alrededor de 30 minutos para tratar de robar el cofre de su auto.  Los ladrones le pidieron que se metiera a la cajuela y cuando ella no accedió, le dispararon detrás de su cabeza dejándola morir vilmente.

La familia de Kevin vivió aterrorizada por las siguientes semanas con miedo a que los asesinos regresaran a matarlos a ellos también.  Para Kevin y sus dos hermanas (de 19 y 8 años en aquel entonces) perder a su madre fue y sigue siendo algo muy duro.  A pesar de que finalmente encontraron a los asesinos y se hizo justicia, nadie les puede devolver a su querida madre.

El verano anterior a su muerte, Sheilah le había dicho a su hijo Kevin que le ayudaría con los gastos de la universidad…una promesa que nunca se cumplió. La muerte de su madre significó no solo perder al ser más querido, sino también sus ganas de seguir adelante…por lo menos por un tiempo…hasta que recordó la promesa que le había hecho su madre.

Kevin estaba determinado a hacer la diferencia y se graduó de la universidad costeando sus propios gastos.  Hace poco creó una fundación en honor a su madre  llamada Sheilah A. Doyle (irónicamente SAD por sus siglas en inglés) y fue creada precisamente para ayudar a jóvenes que han perdido a sus padres como víctimas de asesinato a cumplir su sueño tan anhelado de ir a la universidad y no ser una estadística más.  Para más información de las becas, visita www.sadfund.org.  Kevin está más comprometido que nunca a hacer la diferencia…

“Lo que te pasa es solo el 10%, el otro 90% es como reaccionas.” Kevin lleva ésta frase como estandarte a donde quiera que vaya e inclusive ha formado parte de la cultura de su compañía 3 Points en Countryside.

Si analizamos esta frase, nos damos cuenta de que es muy cierta y que nuestro destino depende de las decisiones que tomamos y de la fuerza para seguir adelante.

Recuerda que no importa tanto lo sucedido sino como reaccionas a ello.

 

Jacqueline Camacho-Ruiz

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *