Home Tema Central Un líder ¿nace o se hace?
0

Un líder ¿nace o se hace?

0
0

Un líder nace o se hace
Un líder nace o se hace

Es habitual escuchar entre la comunidad hispana la palabra líder pero, ¿que característica debe de tener una persona para ser considerada guía o conductora de un grupo?

El liderazgo ha sido definido como la “actividad de influenciar a la gente para que se empeñe voluntariamente en el logro de objetivos de grupo”. La definición citada contiene una palabra clave: “voluntariamente”, que también podría traducirse como “de buena gana”. No se trata sólo de influenciar a la gente sino de hacerlo para que voluntariamente se empeñe en los objetivos que correspondan. Por lo tanto, excluimos del concepto de liderazgo la influencia basada en la

coerción.  Puede concluirse entonces  que liderazgo y motivación son dos caras de una misma moneda, en donde la primera mira al líder y la segunda a sus seguidores; por lo tanto, también podemos afirmar que liderar es provocar motivación.

Por lo general se reconoce la figura de un líder por ser quien va a la cabeza, ya que sobre sus hombros tiene la responsabilidad de llevar adelante todo género de proyectos, distinguiéndose por ser una persona emprendedora y con iniciativa, con la habilidad de saber transmitir sus pensamientos a los demás, comprensión de las personas y la desarrollada capacidad de conjuntar equipos de trabajo eficientes.

Ante esta perspectiva, puede parecer que este nivel de personalidad sólo está reservado para unos cuantos, lamentablemente pocas personas saben que un liderazgo efectivo no está expresado por un nombramiento o designación específica.

En todos los equipos de trabajo -desde los escolares hasta los de alta dirección de empresas- encontramos al menos a una persona que, sin tener el peso de una responsabilidad, sobresale por su iniciativa, amplia visión de las circunstancias, gran capacidad de trabajo y firmes decisiones, Sus ideas y aportaciones siempre son consideradas por la certeza y oportunidad con que las expresa. Por otra parte, se distingue por su facilidad de diálogo y la habilidad que tiene para relacionarse con todos dentro y fuera de su grupo.

Este tipo de personas sobresalen, además, por poseer un cúmulo de buenos hábitos y valores: alegría, amabilidad, orden, perseverancia (entre muchos otros), despertando en un grupo o comunidad admiración y respeto. En otras palabras: son un digno modelo y ejemplo.

¿Líder se nace o se hace?

Esta es una pregunta que surge siempre que se habla de líderes. En el ámbito profesional, hay líderes que nacen con capacidades innatas y hay otros que se van formando en su desarrollo profesional.  Las habilidades innatas favorecen el desarrollo del líder, pero a veces resulta más importante la formación como líder que uno va adquiriendo en su trabajo.

Adicionalmente, hay técnicas de liderazgo, de toma de decisiones, de conducción de equipos, de motivación, de comunicación, que el líder tiene que conocer y dominar. Estas técnicas no harán al líder, pero le ayudarán en su gestión en todo momento.

Los verdaderos líderes se forjan asumiendo responsabilidades, tomando decisiones, solucionando problemas, haciendo frente a situaciones difíciles: estas situaciones son las que hacen al líder. Por ese motivo no es bueno sobreproteger a las personas de un grupo en situaciones difíciles, ya que el hecho de enfrentarlas también los irá formando. Recordemos que ningún líder en la historia, político, social o comunitario, estaba preparado para los problemas que le tocó enfrentar al momento de asumir su rol de liderazgo.

El liderazgo se basa en un reconocimiento espontáneo por parte del resto de su grupo. Los jefes se nombran, los líderes surgen. Si el grupo detecta en él carencias significativas terminará por rechazarlo. Los miembros del equipo entienden que el líder no tiene por qué conocer hasta el último detalle de cada asunto (para eso están los expertos), pero sí esperan de él un conocimiento suficientemente sólido para resolver situaciones.

Características de un líder

Todo líder que desee desarrollar un liderazgo efectivo, debe saber que las características y cualidades que desarrolle le ayudarán a ser efectivo y fructífero. Debe saber que sus talentos, aptitudes y habilidades personales no tienen nada que ver con el desarrollo de un liderazgo efectivo. Cuanta gente tiene talento, aptitudes y habilidades, pero son malos en lo que se refiere a liderazgo. Las cualidades son algo importante en la vida de un líder y tiene que ser desarrollado, fomentado y cultivado en la vida diaria.

Los líderes efectivos buscan hacer lo mejor para los demás, desean servir y proyectarse a una visión. Al liderazgo no lo da la posición y no es un poder para dominar, es un poder para servir a los demás. Liderazgo es la capacidad para guiar y dirigir a hombres y mujeres a un propósito común.

Características:

  1. Capacidad de comunicarse. Debe expresar claramente sus ideas y sus instrucciones, y lograr que su gente las escuche y las entienda. También debe saber escuchar y considerar lo que el grupo al que dirige le expresa.
  2. Inteligencia emocional. Salovey y Mayer definieron la Inteligencia Emocional como la habilidad para manejar los sentimientos y emociones propias y de los demás, de discriminar entre ellos y utilizar esta información para guiar el pensamiento y la acción. Los sentimientos mueven a la gente, sin inteligencia emocional no se puede ser líder.
  3. Capacidad de establecer metas y objetivos. Para dirigir un grupo, hay que saber a dónde llevarlo. Sin una meta clara, ningún esfuerzo será suficiente. Las metas deben ser congruentes con las capacidades del grupo. De nada sirve establecer objetivos que no se pueden cumplir.
  4. Capacidad de planeación. Una vez establecida la meta, es necesario hacer un plan para llegar a ella. En ese plan se deben definir las acciones que se deben cumplir, el momento en que se deben realizar, las personas encargadas de ellas, los recursos necesarios, etc.
  5. Credibilidad. Los líderes hacen lo que dicen. La coherencia de las acciones y palabras es esencial. Y también lo es la honestidad. Si las circunstancias determinan la realización de cambios, un líder debe estar dispuesto a explicar el motivo y ser capaz de hacerlo. Si no se obtienen los resultados prometidos, un líder debe ser capaz de admitir errores o defectos.
  6. Carisma. Para adquirir carisma, basta con interesarse por la gente y demostrar verdadero interés en ella; en realidad, en el carisma está la excelencia.
  7. Responsabilidad. Un líder sabe que su liderazgo le da poder y utiliza ese poder en beneficio de todos.
  8. Tenacidad y coraje. Los grandes líderes de la historia se distinguen por la capacidad de ser fieles a sus visiones.
  9. Disponibilidad. Un líder necesita encontrar tiempo para hablar con su equipo. Una buena forma de hacer esto es establecer frecuentes reuniones de grupo, de manera que las preguntas o dudas no se prolonguen mucho tiempo sin su atención.

10.  Seguridad. Esta podría ser la característica más importante de un líder. Si el líder no cree en él mismo y en los éxitos de su Proyecto, nadie más lo hará.

Esta podría ser la característica más importante de un líder. Si el líder no cree en él mismo y en los éxitos de su Proyecto, nadie más lo hará.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *