Un Vía Crucis vibrante y conmovedor por las calles de Melrose Park

El viernes pasado los residentes de Melrose Park pudieron presenciar una conmovedora y vibrante representación del Vía Crucis. 

Se llevó a cabo el viernes pasado una vibrante y emocionante representación del Vía Crucis por diferentes calles y lugares de Melrose Park, que sirvieron de gigantesco escenario para las tradicionales estaciones y calvario que vivió Jesús camino de la crucifixión. El inicio de la tradicional ‘Estaciones de la Cruz’ y una recreación previa de los hechos anteriores, se llevaron a cabo en la Escuela Primara Melrose Park y fue acompañada por un gran número de personas que fueron partícipes de la conmovedora representación, que es muy común a través del mundo y que los vecinos del área también tuvieron la posibilidad de revivir con gran emotividad.

Vía Crucis significa “camino de la cruz” y se refiere a las diferentes etapas o momentos vividos por Jesucristo desde el momento en que fue aprehendido hasta su crucifixión y sepultura. La expresión se usa también comúnmente para expresar todo tipo de dificultades que se presentan en la vida cuando se quieren alcanzar ciertos objetivos.

“Vía Crucis” es la palabra en latín de “Camino de la Cruz”, también conocido como “Estaciones de la Cruz” y “Vía Dolorosa”. Se trata de un camino de oración que busca adentrarnos en la meditación de Jesucristo y en su camino al Calvario. El camino se representa con una serie de imágenes de la Pasión o “Estaciones” correspondientes a incidentes particulares que Jesús sufrió camino a su crucifixión.

La costumbre de rezar las Estaciones de la Cruz posiblemente comenzó en Jerusalén. Ciertos lugares de La Vía Dolorosa (aunque no se llamó así antes del siglo XVI) fueron reverentemente marcados desde los primeros siglos. Hacer allí las Estaciones de la Cruz se convirtió en la meta de muchos peregrinos desde la época del emperador Constantino (Siglo IV).

Según la tradición, la Santísima Virgen visitaba diariamente las Estaciones originales y San Jerónimo escribió sobre la multitud de peregrinos de todos los países que visitaban los lugares santos en su tiempo. Sin embargo, no existe prueba de una forma fija para esta devoción en los primeros siglos.

Desde el siglo doce los peregrinos escriben sobre la “Vía Sacra”, como una ruta por la que pasaban recordando la Pasión. No se sabe exactamente cuando surgieron las Estaciones según se conocen hoy, ni cuando se les comenzó a conceder indulgencias pero probablemente fueron los Franciscanos los primeros en establecer el Vía Crucis, ya que a ellos se les concedió en 1342 la custodia de los lugares más preciados de Tierra Santa. Tampoco está claro en qué dirección se recorría ya que, según parece, hasta el siglo XV muchos lo hacían comenzando en el Monte Calvario y retrocediendo hasta la casa de Pilato.
La representación del Viacrucis por las calles de Melrose Park estuvo a cargo del grupo de la Parroquia Nuestra Señora de Monte Carmelo.

 

Leave a Comment