Home Editoriales Una nueva enfermedad
0

Una nueva enfermedad

0
0
Carlos Rojas
Carlos Rojas

En los tiempos modernos ver televisión se ha convertido en costumbre generalizada. Desde que se inventó la televisión, la unidad en los hogares se ha perdido. Su influencia es tal que en determinados momentos poblaciones enteras de cualquier país experimentan al mismo tiempo los mismos temores, o forjan las mismas ilusiones, gracias a un programa o evento común.

Los niños suelen permanecer varias horas frente a su pantalla creándose en ellos ciertos ‘estereotipos’ o ‘representaciones mentales’ fantasiosas. Tal adicción es tan seria y peligrosa que, según psicólogos, es semejante a la drogadicción.

En las casas de todos, los televisores permanecen encendidos llevando su mensaje de violencia, de emociones inferiores y de infra-sexualidad a un televidente pasivo, sin espíritu auto-critico.

La Teledependencia afecta sobre todo a los seres más indefensos de la sociedad, los niños, porque ellos se entregan más fácil a ese entretenimiento universal. Según expertos, nadie debería estar expuesto a la tele mas de sesenta minutos, limite que los niños rebasan peligrosamente, en un promedio de tres o mas horas diarias y, lea esto, muchos de esos niños, han sido llevados a consulta siquiátrica por sufrir retrasos de madurez, dificultades escolares o problemas psicosomáticos y de conducta.

La teledependencia acarrea muchas consecuencias para nuestra niñez y es urgente que alguien vigile este problema en los niños o los ayuden los padres. La Tv. manipula a la opinión publica, la modela a su antojo, actúa especialmente sobre la psiquis de los individuos mental y emocionalmente débiles, que no son capaces de luchar dentro de si contra el bombardeo de la publicidad manifiesta o sugerida o, en todo caso, subliminal.

La Tv. actúa deformando la psiquis humana, desarrollando y fortaleciendo la agresividad y la insociabilidad. Los hechos demuestran que la agresividad aumenta en proporción al número de programas que se hayan visto durante la etapa de la infancia y de la juventud.

Nota este dato que insertamos aquí, y es del Departamento de Psicología del Centro de TV. y Familia de Yale (U.S.A.) que entre otras cosas opina que “la Tv. es un factor de criminalidad en la infancia”  y que, a la vez, “es responsable de la delincuencia juvenil en una proporción muy elevada”. Recordemos el asesinato por parte de niños de diez años en Gran Bretaña o del que le disparó a su hermano porque lo había visto hacer en la televisión….Sin embargo como dato curioso,  esta influencia de agresividad de los niños varones no se produce en las niñas de edad infantil.

Las niñas son influenciadas por las telenovelas, lo que nos lleva a conceptuar que, algún día se enamoraran y  vivirán  de acuerdo con el fantasioso ejemplo de sus artistas favoritos o, mejor dicho, de acuerdo con los libretistas que ponen en boca de los artistas…frases de odio, de rencor, de venganza, o palabras cursis de amor…

¡Oiga!… ¡lea o vea esto! “en una semana los niños ven en la tele equis numero de secuestros…..equis número de asesinatos, de peleas, de tiroteos, de secuestros de menores y de emisiones eróticas. Eso en un día, haga números, en una semana, en un mes, en un año, en varios  años y comprenderá que  su mala influencia es destructiva. Por eso, si usted quiere, de  oro a sus hijos ¡si oro!… déles tiempo de oro porque, ¿verdad, que si se puede ?….déles oro, déles tiempo y punto.

tags:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *