Home Editoriales Una palabra mágica llamada Amor…
0

Una palabra mágica llamada Amor…

0
0
Carlos Rojas
Carlos Rojas

Es urgente comprender que hay una diferencia entre el amor, el respeto, el temor, la dependencia y el miedo. El respeto y el amor deben estar íntimamente unidos, mas no debemos confundir el uno con el otro.

Los padres temen por sus hijos, desean para ellos lo mejor, una buena profesión, un buen matrimonio, protección y solo cosas favorables, pero confunden ese temor con el verdadero amor.

Es necesario comprender que, sin verdadero amor, no se podrá guiar sabiamente a las nuevas generaciones aunque en estas existan muy buenas intenciones, hay que recordar que el camino del abismo está empedrado de ellas….

Tenemos el caso de los rebeldes sin causa, es una epidemia que se ha propagado por el mundo entero un gran numero de niños bien, dizque muy amados por sus padres, muy mimados, muy consentidos, muy queridos…pero estos niños bien, sin que sus padres lo sepan…asaltan transeúntes indefensos, golpean, roban a mano armada, violan y golpean mujeres, apedrean, andan en pandillas causando desmanes por todas partes y le faltan el respeto a todo mundo, hasta a sus  padres…

A esto le podemos dar vueltas, opiniones y encontramos que, ‘los rebeldes sin causa’ son el producto de la falta de verdadero AMOR.

Encontramos que los niños, las niñas, jóvenes y señoritas dependen de sus padres por la comida, por el albergue, por el dinero, por el vestido y se ve claro que se sienten protegidos. Saben que dependen de sus padres y por eso los respetan y hasta les temen… pero eso no es Amor.

Quisiera no decir esto, pero todo niño o niña, joven o señorita, le tiene mas confianza a sus amiguitos o amiguitas de la escuela, que a sus mismos padres… Los niños hablan entre si cosas intimas que jamás hablarían con sus padres…entonces esto nos prueba que no hay confianza verdadera entre hijos y padres, porque no hay un verdadero  AMOR… Entonces busquemos el amor, porque el amor dignifica los hogares y los alimenta con su fuerza sagrada…
Aquí le paramos y ahí nos vemos… lo importante que ya sabemos lo que hay que buscar: ¡Amor!…

tags:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *