Home Editoriales Una persona especial…
0

Una persona especial…

0
0
Jacqueline Camacho-Ruiz

La vida de Oki Villarreal ha estado llena de momentos decisivos… Nacida en Corea, de padre Mexicano y madre Coreana, Oki fue traída a los Estados Unidos, a la tierra de las oportunidades, a los 3 meses de edad.  Su padre servía en el ejército de los Estados Unidos donde conoció a su madre y formaron una familia.

Cuando Oki tenía tan solo12 años de edad, sus padres decidieron divorciarse, un golpe muy duro para una niña y sus pequeños hermanos.  Como si la separación de sus padres no fuese suficiente, su madre los abandonó dejándolos a la tutela de su padre.

La situación de responsabilidad hizo que su padre se tornara violento y abusivo. Oki tomó la primera decisión más grande de su vida a los 13 años de edad: irse de su casa.  No le fue nada fácil porque no contaba más que una vecina que la apoyó.  El gobierno investigó a su padre y decidió que el ambiente era nocivo para los niños.  Oki terminó en la casa de una tía, mientras que sus hermanos en casa de otro familiar.

Ella no tenía ninguna figura ejemplar en su vida, lejos de sus padres sin apoyo moral, el único lugar para sacar la motivación era de sí misma. En medio de todo este tumulto, Oki se pudo graduar de High School para después comenzar una carrera en la industria bancaria.

¿Como puede una pequeña tan indefensa encontrar fuerza no sólo para sobrevivir sino para seguir adelante sus sueños de superación si todo lo que ha visto ha sido negativo?

Era momento de otra gran decisión: quedarse trabajando en el banco, o perseguir su gran sueño de ser profesionista.  Ella sabía que el tomar la decisión de ir a la Universidad de IL Campus Chicago (UIC) tendría un impacto para el resto de su vida y el invertir 5 años de esfuerzo era minúsculo en perspectiva.

Decidió dejar su trabajo, conseguir otro de mesera que le diera más flexibilidad para ir a la escuela.  Se graduó exitosamente en Ingeniería Eléctrica después de arduo trabajo y dedicación.   Como resultado, casi triplicó su salario en tan sólo 5 años.  Una vez más, la ya Srta. Oki había tomado una decisión que le cambio la vida…

Pero no termina ahí, esta vez se trataba de continuar trabajando como ingeniera eléctrica o hacer la diferencia ayudando a otras personas. En esta ocasión, tomó la decisión de dejarlo todo, su carrera de Ingeniería, su relación de 13 años su novio y su cómodo salario, para así embarcarse en una jornada de alcanzar su verdadera pasión en la vida, el ayudar a otras personas.

Lo que ella no sabía es que la vida le presentaba una nueva encrucijada, se le descubrió cáncer del seno, algo muy difícil para ella… pero como es su naturaleza, tomo la decisión de seguir adelante.

Hoy por hoy, la Dra. Oki Villarreal es una quiropráctico graduada del Universidad Palmer de Chiropráctica en Davenport, Iowa (Palmer College of Chiropractic) y sobreviviente de cáncer.  Tiene una pareja que la apoya en todo desinteresadamente lo cual le da fuerza de seguir adelante.

Es un ejemplo de superación y éxito.

Desde pequeña ha tenido la habilidad increíble de ver las cosas objetivamente y medir el impacto que ciertas acciones podrían tener en su vida.  Es como si hubiese nacido con este regalo de sobrellevar las dificultades y salir triunfante de cada una de ellas.

La Dra. Oki Villarreal vive su pasión cada día, ayudando a sus pacientes a tomar las decisiones que los ayudan a vivir una vida plena…tal como ella lo ha hecho a lo largo de la suya.

No importa donde estés, sino a donde te diriges.

Jacqueline Camacho-Ruiz

Manda tus historias de motivación a jackie@jjrmarketing.com

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *