Home Editoriales Vamos mal…
Vamos mal…
0

Vamos mal…

0
0
Tab Machado
Tab Machado

Que quiere que le diga… por más que soy un optimista incorregible y que siempre pienso que todo problema se puede resolver favorablemente, creo que la sociedad moderna va, decididamente, de mal en peor.

Como si no bastase ya con el ego hiperdesarrollado del ser humano, la avaricia, el deseo irrefrenable de poseer y ostentar, la pérdida de valores morales, la caída vertical de la espiritualidad y el desprecio por el semejante, parece ser que ahora la nueva diversión de los jóvenes es el llamado juego del ‘knock-out’.

El juego del ‘knock-out’ ha comenzado a expandirse por internet con la publicación de videos de jóvenes golpeando a transeúntes a quienes noquean de un solo golpe.  Al parecer, los adolescentes eligen la víctima al azar, es decir, no tienen nada que ver con ella (no hay odio, ira, ni coraje de por medio) y la golpean por la espalda o de manera que no se lo espere y por tanto no pueda defenderse y lo hacen únicamente por ‘diversión’…

Si tenemos en cuenta que los jóvenes que practican la modalidad tienen, aproximadamente, entre 13 y 16 años, me pregunto qué es lo que estamos haciendo mal a nivel de sociedad para que esto ocurra. Si ya llegamos al hecho de golpear y hacerle daño a alguien que no se conoce solo por diversión, la cosa está peor de lo que uno piensa y hemos entrado en el oscurantismo más profundo de la humanidad…

¿Por qué ocurre esto? Porque la gente ha confundido libertad con libertinaje y por ese furor que ha hecho carne en la humanidad de que se debe de disfrutar la vida a como dé lugar, lo que ha terminado por borrar los límites de los derechos y deberes de todos, en favor de la más pura individualidad.  La pérdida de espiritualidad y el materialismo feroz, sumado a la idealización de que solo se puede ser feliz si se tiene dinero y poder para ostentar ha, definitivamente, completado el marco de decadencia del hombre, que navega por la vida si un propósito real y aburrido de todo, por lo que busca la ‘diversión’ mas inverosímil.

Los jóvenes ya no tienen guía por culpa de padres frustrados que no han logrado alcanzar sus metas y que solo buscan atenuar su insatisfacción aparentando ser lo que no son… No les importa sus hijos, no les dan una guía, les permiten todo, no les ponen límites y acallan sus culpas con mas regalos materiales que solo acrecientan la frialdad espiritual y la minimización de los valores morales y espirituales.

Como dijo el gran Mario Moreno ‘Cantinflas’: “Estamos viviendo un momento histórico en el que el hombre científica e intelectualmente es un gigante, pero moralmente (y yo le agregaría espiritualmente) es un pigmeo”. Definitivamente creo que vamos mal… muy mal… y lo peor es que, al carecer de interés por inculcar valores en el seno familiar, no se avizora ni lejanamente una mejoría de la especie humana que nos permita disfrutar, algún día, de esa calidad de ‘Homo Sapiens’ que tanto nos ufanamos…

 

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *