Home Tema Central Voyager 1 y 2: El mensaje de los hombres a las estrellas
0

Voyager 1 y 2: El mensaje de los hombres a las estrellas

0
0

Voyager 1y2 El mensaje de los hombres a las estrellas.jpgLa sonda espacial  Voyager 1, la invención humana que más lejos ha llegado en el espacio profundo alcanzó el límite del sistema solar.

Según un comunicado del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA la sonda espacial Voyager 1 alcanzó el límite del sistema solar, ampliando su récord de ser el objeto hecho por el hombre que más lejos ha llegado en el espacio. La nave espacial está enviando datos a la Tierra mostrando un marcado incremento en las partículas cargadas que se originan mucho más allá del sistema solar.

“Los científicos del Voyager que observan este rápido incremento se acercan a una inevitable conclusión histórica, que el primer emisario de la Humanidad al espacio interestelar está al borde de nuestro sistema solar” dijo la NASA en el comunicado.

Voyager 1, junto con su sonda hermana Voyager 2, fue lanzada en 1977 y se encuentra ahora a 18.000 millones de kilómetros del Sol. Se mueve a una velocidad de cerca de 17 kilómetros por segundo y actualmente lleva 16 horas y 38 minutos que los datos lleguen a la red de la NASA en la Tierra. Voyager 2 se encuentra a unos 15.000 kilómetros del Sol.

La Voyager 1 es una Sonda espacial robótica de 722 kilogramos, lanzada el 5 de septiembre de 1977, desde Cabo Cañaveral, Florida. Su misión original era visitar Júpiter y Saturno. Fue la primera sonda en proporcionar imágenes detalladas de las lunas de esos planetas.

Entre ambas sondas, las Voyager 1 y 2 han explorado todos los planetas gigantes del sistema solar, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, al igual que 48 de sus lunas.

Ambas llevan un saludo para cualquier vida extraterrestre con la que se puedan topar, un disco fonográfico y un disco de cobre de 12 pulgadas laminado en oro con sonidos e imágenes de la vida y cultura en la Tierra seleccionados por un grupo presidido por el famoso científico espacial Carl Sagan.

Voyager 1 tiene una trayectoria hiperbólica y ha alcanzado velocidad de escape, lo que significa que su órbita no regresará al Sistema solar interior.  Si el Voyager es aún funcional cuando pase la heliopausa (y efectivamente se convierte en el primer objeto de fabricación humana que abandone nuestro sistema estelar), los científicos obtendrán las primeras mediciones directas de las condiciones del espacio interestelar, las cuales podrían proveer pistas relevantes del origen y la naturaleza del universo.

El 14 de junio de 2012 la NASA anunció que la Voyager 1 ha informado de un marcado aumento en la detección de partículas cargadas del espacio interestelar, que normalmente son desviadas por los vientos solares dentro de la heliosfera. Esto es considerado como el borde del sistema solar a una distancia de 120,07 UA (17,86 millones de kilómetros) de la Tierra, ya la sonda comienza a entrar en el espacio interestelar.

Las partículas cargadas que chocan con el Voyager 1 se originan en estrellas que explotaron en otros lugares de la galaxia. Han estado aumentando constantemente a medida que se acerca al espacio interestelar, pero esa tendencia se ha vuelto más pronunciada en los últimos meses.

“Desde enero de 2009 a enero de 2012 ha habido un incremento gradual de alrededor de un 25 por ciento en la cantidad de rayos cósmicos galácticos con los que se ha topado la Voyager”, dijo Ed Stone, un científico del proyecto Voyager en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

“Últimamente hemos visto un rápido incremento en esa parte del espectro energético. Desde el 7 de mayo, los rayos cósmicos han aumentado un cinco por ciento en una semana y un nueve por ciento en un mes”, agregó.

La posición exacta del límite del sistema solar no está clara, pero los científicos prevén que otro indicador de que la Voyager ha entrado en el espacio interestelar podría ser un cambio en la dirección de los campos magnéticos alrededor de la nave. Los científicos de la NASA están observando los datos de la sonda para ver si el cambio previsto ha tenido lugar.

“”Las leyes de la física dicen que algún día la Voyager se convertirá en el primer objeto fabricado por el ser humano en entrar en el espacio interestelar, pero aún no sabemos exactamente cuándo será ese día”, dijo Stone.

“Los datos más recientes indican que nos encontramos claramente en una región donde las cosas están cambiando más rápidamente. Es muy emocionante. Nos estamos acercando a la frontera del sistema solar”, añadió.

Las fuentes de energía de plutonio de la sondas Voyager fueron diseñadas para durar hasta 2025. Cuando se agoten, las sondas continuarán moviéndose a través del espacio hacia otras estrellas en la Vía Láctea, pero no seguirán transmitiendo datos a la Tierra.

“Cuando las Voyager fueron lanzada en 1977, la era espacial tenía 20 años de antigüedad”, dijo Stone. “Muchos de nosotros en el equipo soñábamos con alcanzar el espacio interestelar, pero realmente no teníamos manera de saber cuánto tiempo seria de viaje o si estos dos vehículos que hemos invertido tanto tiempo y energía, operarían lo suficiente para llegar a ella”.

 

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *