Yo tengo un sueño…

A noventa años del nacimiento del Dr. Martin Luther King Jr., uno de los líderes mundiales más carismáticos de todos los tiempos, su discurso titulado “Tengo un sueño”, permanece como un canto a la unión de los pueblos más allá de las razas…

Martin Luther King, Jr. nació en Atlanta, el 15 de enero de 1929, hijo del pastor baptista Martin Luther King Sr. y de Alberta Williams King. Fue pastor de la iglesia bautista y defensor de los derechos civiles. Por esa actividad encaminada a terminar con la discriminación racial a través de medios no violentos, fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz en 1964. Cuatro años después, en una época en que su labor se había orientado especialmente hacia la oposición a la guerra y la lucha contra la pobreza, fue asesinado en Memphis, cuando se preparaba para liderar una manifestación.

Desde muy joven organizó y llevó a cabo diversas actividades pacíficas, reclamando el derecho al voto, la no discriminación y otros derechos civiles básicos para los afroamericanos de Estados Unidos. Entre sus acciones más recordadas están el boicot de autobuses en Montgomery, en 1955; su apoyo a la fundación de la Southern Christian Leadership Conference, en 1957 (de la que sería su primer presidente) y el liderazgo de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad, en 1963, al final de la cual pronunciaría su famoso discurso “I have a dream” (‘yo tengo un sueño’), gracias al cual se extendería por todo el país la conciencia pública sobre el movimiento de los derechos civiles y se consolidaría como uno de los más grandes oradores de la historia estadounidense.

Uno de los mayores líderes de la historia de Estados Unidos

La mayor parte de los derechos reclamados por el movimiento serían aprobados legalmente con la promulgación de la Ley de los derechos civiles y la Ley del derecho al voto.

King es recordado como uno de los mayores líderes de la historia de Estados Unidos y en la moderna historia de la no violencia. Se le concedió, a título póstumo, la Medalla Presidencial de la Libertad por Jimmy Carter en 1977 y la Medalla de oro del Congreso de los Estados Unidos en 2004. Desde 1986, el Martin Luther King Day es festivo en Estados Unidos.

La fama de Martin Luther King se extendió rápidamente por todo el país y enseguida asumió la dirección del movimiento pacifista estadounidense, primero a través de la Southern Cristian Leadership Conference y más tarde del Congress of Racial Equality. Asimismo, como miembro de la Asociación para el Progreso de los afroamericanos, abrió otro frente para lograr mejoras en sus condiciones de vida.

Su lucha tuvo un final trágico

En 1960 aprovechó una sentada espontánea de estudiantes afroamericanos en Birmingham, Alabama, para iniciar una campaña de alcance nacional. En esta ocasión, Martin Luther King fue encarcelado y posteriormente liberado por la intercesión de John Fitgerald Kennedy, entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, pero logró para los afroamericanos la igualdad de acceso a las bibliotecas, los comedores y los estacionamientos.

En el verano de 1963, su lucha alcanzó uno de sus momentos culminantes cuando encabezó una gigantesca marcha sobre Washington, en la que participaron unas doscientas cincuenta mil personas, ante las cuales pronunció uno de sus más bellos discursos por la paz y la igualdad entre los seres humanos. Él y otros representantes fueron recibidos por el presidente Kennedy, quien se comprometió a agilizar su política contra el segregacionismo en las escuelas y en la cuestión del desempleo, que afectaba de modo especial a la comunidad afroamericana.

En marzo de 1965 encabezó una manifestación de miles de defensores de los derechos civiles que recorrieron casi un centenar de kilómetros, desde Selma, donde se habían producido actos de violencia racial, hasta Montgomery. La lucha de Martin Luther King tuvo un final trágico: el 4 de abril de 1968 fue asesinado en Memphis por James Earl Ray.

Recibió 20 Doctorados honoris causa 

Con motivo de la entrega del Premio Nobel de la Paz en 1964, Martin Luther King fue descripto como “la primera persona del mundo occidental que ha demostrado que una lucha puede ser ganada sin violencia, la primera en haber hecho de su mensaje de amor fraternal una realidad a lo largo de esa lucha y la que ha llevado ese mensaje a todos los hombres, a todas las naciones y a todas las razas”.

Recibió en 1965 la medalla de las libertades estadounidenses por parte del Comité Judío Estadounidense “por su excepcional fomento de los principios de las libertades humanas”. En la ceremonia de recepción del premio dijo que la libertad era una cosa que o se tenía entera o no se era libre. El mismo año recibió el premio Pacem in Terris basado en la encíclica Pacem in Terris del Papa Juan XXIII.

En 1966, la federación de planificación familiar de América le otorgó el premio Margaret Sanger “por su vida consagrada al progreso de la justicia social y de la dignidad humana”.

Martin Luther King recibió 20 Doctorados honoris causa de universidades estadounidenses y extranjeras. Recibió también a título póstumo el premio Marcus Garvey del gobierno de Jamaica en 1968 y en 1971 recibió el Grammy Award a la mejor grabación hablada por su discurso Why I Oppose the War in Vietnam (Por qué me opongo a guerra del Vietnam).

El presidente Jimmy Carter lo galardonó con la Presidential Medal of Freedom a título póstumo en 1977.  En 1980, el barrio donde pasó su juventud fue declarado monumento histórico.

El 2 de noviembre de 1983, el presidente Ronald Reagan firmó una ley por la que se creó un día festivo en su honor, el Martin Luther King Day. Los primeros estados lo aplicaron en 1986 y el 17 de enero de 2000 el día festivo fue celebrado oficialmente en los 50 estados del país.

Martin Luther King fue el primer afroamericano y el segundo no presidente, en ser honrado con un monumento en el National Mall de Washington.

 

Comments are closed.