Home Editoriales Tab Machado Yo+ vs Tu- (solo para entendidos)
0

Yo+ vs Tu- (solo para entendidos)

0
0

Que duro se vuelve a veces vivir en un mundo que tiene una sociedad perfecta, donde pernoctan dioses omnipotentes y sin mácula con forma humana que jamás se equivocan y, para colmo, donde el único imperfecto sueles ser tú… Peor, aún, es cuando el pobre mortal imperfecto se afana por alcanzar la perfección de las divinidades y empieza a hacer mucho (más de lo que podría y debería) porque inevitablemente terminará convirtiéndose en un ‘todero’ (todo lo puedes y todo lo haces) y entonces, en vez de minimizar sus yerros, cada vez ‘agrandará’ mas sus imperfecciones porque terminará haciendo tareas que no le corresponden pero que ya, por costumbre y comodidad los dioses le endilgan y le exigen, resaltando invariablemente las fallas y minimizando absolutamente los aciertos…

Entonces es allí cuando uno entiende finalmente la forma que suelen utilizar los pronombres personales las divinidades humanas: ‘Yo’ (el más usado), ‘Tu’ (casi siempre para expresar culpabilidad), ‘él’, ‘vosotros’, ‘ellos’ (cuando quieren expiar culpas que jamás van a admitir, ni asumir, porque son perfectos) y, por último, uno que ya no se usa casi que para nada y que ha ido convirtiéndose en una auténtica rareza: ‘nosotros’… Este casi que no lo utilizan y, si lo hacen, es para poder colgarse algún blasón que no es suyo o para incluirse en un logro que no les corresponde, pero que dentro del ‘nosotros’, sí pueden ser incluidos. El ‘nosotros’, además, se convierte en una importante extensión del ‘yo’ de los dioses humanos cuando estos individuos perfectos desean o necesitan usufructuar cualquier bien, cualidad o comparecencia del grupo de personas que integran el ‘tu’, ‘él’, ‘vosotros’ y ‘ellos’ sin sentir ninguna culpabilidad por ello.

El ‘yo’ (pronombre utilizado en exclusiva por los dioses con forma humana y que es pecado mortal decirlo para los demás) suele ser combinado casi permanentemente con los pronombres posesivos (mi, mío, mis) para reafirmar su grandeza y poder absoluto. Ellos también pueden, deben y suelen utilizar el ‘tu’, pero esta vez lo mezclan con pronombres demostrativos (para explicar lo mal que haces las cosas), posesivos (para decirte lo que no es tuyo ni jamás lo será), los exclamativos (para dar una orden clara y diáfana) y hasta los interrogativos (para preguntarte porque no hiciste lo que debías)… Ah, claro, un mortal imperfecto jamás de los jamases podrá osar pronunciar el ‘yo’ y, concomitantemente, debe entender que al ser un ‘tu’, también puede ser incluido en ‘él’, ‘vosotros’ y ‘ellos’ cuando un omnipotente trata de explicar a otro dios quien tiene la culpa o quien o quienes no merecen algo.

Es duro ser ‘tu’, no es para cualquiera, hay que tener temple, valor y, sobre todo, mucha resignación para entender que jamás serás un ‘yo’, pero si un ‘él’, ‘vosotros’, ‘ellos’.

Solo a modo de ejemplo les cuento que hace algunos días atrás tuve que ir a hablar con una persona que trabaja en un centro educativo. Trataba de explicarle a esa persona que a mi criterio habían cometido un error. Claro, que un ‘tu’ trate de explicarle a un ‘yo’ que a lo mejor cometió un error es algo impensado e imprudente. La conversación (por supuesto) fue siempre negativa a mis intereses hasta que en determinado momento pregunté con un tono que mostraba frustración e incredulidad: “¿Es que ustedes jamás se equivocan?” y la respuesta fue tragicómica: “¡NOOOOOOOO (así, con varias y largas o) nosotros jamás nos equivocamos!”… Ahí fue que comprendí definitivamente que soy un ‘tu’ y que jamás lograré (por más que me esmere) alcanzar la perfección de un ‘yo’ que jamás se equivoca.

Así están las cosas en este loco, loco, loco mundo que me ha tocado vivir como tú, sin poder llegar a ser yo, aunque alguna vez me ha tocado integrar (involuntariamente) el grupo de nosotros… aunque usted no lo crea.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *