Home Tema Central Zacatecas vestido de fiesta.
0

Zacatecas vestido de fiesta.

0
0
Zacatecas
Zacatecas

Con pintoresca celebración, el municipio de El Plateado, Zacatecas, celebró la inauguración de un templo a San Antonio.

El pasado día 13 de junio, se llevó a cabo una importante ceremonia para el municipio de San Antonio La Calera, Zacatecas. La mayoría de los habitantes se dieron cita para participar y celebrar la inauguración del recién terminado templo de “San Antonio”. La construcción de

dicho templo se realizó por medio de un proyecto del programa gubernamental 3×1, contando con la colaboración del club de Migrantes Zacatecanos “El Plateado” cuya sede es la ciudad de Chicago y los gobiernos municipales y estatales de la entidad.

Al evento asistieron la Gobernadora del Estado, Amalia García Medina, el Obispo de Zacatecas Carlos Cabrero Romero, el presidente municipal Isidro Loera Solís, el señor Ascensión Salinas, representante del gobierno de

fiesta
fiesta

Zacatecas en Illinois, así como Álvaro Villegas, presidente del mencionado club de migrantes y Sergio Suárez, presidente de FEDEJAL. Con muy sentidas intervenciones, la Sra. Gobernadora, quien es originaria de este lugar y el señor Villegas, exhortaron a los asistentes a sumarse al esfuerzo por mejorar la calidad de vida de los lugareños, haciendo breves recuentos de las obras que ya se llevaron a cabo y presentando una visión hacia el futuro.

El señor Villegas dijo, en entrevista a Ultimas Noticias que, “este fin de semana estuvimos en San Antonio de la Calera inaugurando un templo. Se juntó mucha gente y fue un día muy grande porque se pudo ver y sentir como la gente estaba contenta y feliz por el logro alcanzado”.

“La gente de la comunidad trabajó mucho para esa fiesta y contamos con la presencia del Señor Obispo y la Señora Gobernadora de Zacatecas entre otras distinguidas personalidades y también contamos con la presencia de grandes amigos de Chicago como lo son el Presidente de la Federación Jalisciense del Medio Oeste, Sergio Suárez, Asención Salinas y Rolando Hernández”, agregó.

Más adelante Villegas dijo que, “el trabajo del Club El Plateado me enorgullece, porque todos trabajamos para mejorar a nuestro Municipio. Esta Iglesia costó algo más de quinientos mil dólares y se pudo construir gracias al Programa 3×1, donde el Club puso el 25%, otro 25% puso la Presidencia Municipal y el 50% restante lo puso la Gobernadora del Estado”.

“Nosotros seguimos adelante y allí mismo, en la reunión que tuvimos con la Gobernadora, se habló de nuevos compromisos y de mas logros por lo que el trabajo continúa para sacar adelante al Municipio y puedo decir que, de aquí a 3 o 5 años, a El Plateado lo vamos a ver totalmente transformado porque se está viendo la voluntad, tanto de las autoridades como de la misma gente del club para sacarlo hacia adelante”, concluyó.

“El evento fue muy emotivo”

A su vez Sergio Suárez, Presidente de la Federación Jalisciense del Medio Oeste  dijo que, “antes que nada quiero decir que el club El Plateado y el Señor Álvaro Villegas son una inspiración y un ejemplo, por su compromiso de llevar adelante y mejorar a la comunidad.  El evento que vivimos en Zacatecas fue impresionante. No encuentro palabras para decir lo bien que nos recibieron y como nos hicieron sentir allí, en un evento que nos enseña como vale la pena trabajar por nuestras comunidades de origen. Me siento muy honrado por la invitación que nos hicieron y muy feliz de haber participado en la inauguración”.

“Antes de concurrir a San Antonio de la Calera estuvimos en Colotlán, Jalisco, con el Presidente Municipal Ing. Enrique Álvarez de la Torre y luego atravesamos la sierra por una brecha de tierra hasta llegar a El Carrizal y de allí fuimos a  la Calera, una comunidad de poco mas de 600 habitantes que creo estaban todos ahí… La experiencia fue muy buena porque pudimos disfrutar de un paisaje excelente y con vistas realmente hermosas. El evento fue muy emotivo y quiero resaltar algo que ya lo hemos visto acá en Estados Unidos pero no lo había visto en México y es como se mezcló el gobierno, la comunidad migrante, el municipio y la comunidad en general para llevar a cabo el evento. Este proyecto, que costó más de medio millón de dólares se ha ido haciendo en etapas. Lo empezó haciendo la gente del pueblo, luego los migrantes hicieron su aporte y la última fase, que fue de unos ciento veinte mil dólares, entró dentro del Programa 3×1”, agregó.

Más adelante Suárez dijo que, “Durante su discurso la Gobernadora dijo que la riqueza de Zacatecas es su gente y si me quedó claro eso viendo el espíritu de colaboración y el espíritu de lucha que ha demostrado esta gente para cumplir con su propósito. Pero me gustaría agregarle a eso algo mas… durante el evento conocí a un señor que se llama Merced Dávila, que es retirado y pasa parte de su tiempo en México y la otra parte aquí en Aurora. En él se puede simbolizar ese esfuerzo, esa entrega y esas ganas de superarse. Se vino a los 20 años, a los 22 ya era chofer de un camión de la CTI, luego fue supervisor y luego manager y allí estaba junto a su comunidad de origen disfrutando del momento. Esto enseña que esas personas que tuvieron que trabajar arduamente en los lugares de origen, cuando llegan acá donde se puede trabajar de una manera más ordenada, cualquier cosa se les hace fácil y progresan mucho para luego ayudar a su comunidad”.

“El evento demostró lo que se puede lograr cuando se trabaja unido a favor de una misma causa. Y me quedó muy claro también que los migrantes mexicanos estamos cambiando nuestras comunidades de origen con empuje, con honestidad y con colaboración. Este evento me hizo sentir mucha unidad y me hizo entender que debemos unirnos aún más las federaciones,  los clubes, las organizaciones y las personas de manera individual, para tratar de seguir mejorando nuestras comunidades de origen”, concluyó.

La gente del lugar no ocultaba su felicidad por el logro, niños corrían, gritaban y jugaban por doquier, jóvenes se agrupaban para charlar, unos paseaban a caballo, un grupo de bailarines atraían espectadores en el atrio del templo con sus vistosos atuendos rosa y amarillo y sus movimientos sincronizados, definitivamente se vivía un ambiente de celebración.

Como es costumbre en ocasiones especiales, terminando la ceremonia, se ofreció una comida para todos los asistentes, este gesto tuvo el efecto de unir a la gente en comunión, compartiendo los alimentos y reforzando el sentido de comunidad.

tags:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *