A medida que aumentan los casos de COVID-19, la mayoría en el país apoya la votación en ausencia

Según una encuesta del Centro de Investigación Pew, a medida que aumentan los casos de COVID-19, la mayoría en el país apoya la votación en ausencia. 

La posibilidad de llevar a cabo las elecciones presidenciales durante una pandemia ha llevado a muchos estados a reexaminar sus planes sobre cómo llevar a cabo las elecciones de manera segura, incluso cuando se trata de acceder a la votación anticipada o en ausencia. Alrededor de dos tercios de los estadounidenses (65%) dicen que la opción de votar temprano o ausente debe estar disponible para cualquier votante sin requerir una razón documentada, mientras que un tercio dice que la votación anticipada y ausente solo debe permitirse con una razón, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación Pew.

A los que dijeron que se debía solicitar documentación para votar en ausencia se les preguntó si el COVID-19 debería considerarse un motivo documentado. Entre el público en general, el 19% dijo que se debía requerir documentación pero que el COVID-19 no debería de ser una razón válida, mientras que el 14% dijo que se deberían requerir razones documentadas y que el COVID-19 debería ser una de ellas.

Los Demócratas y los Independientes con tendencia Demócrata apoyan abrumadoramente la llamada votación anticipada o ausente “sin excusa”: el 83% dice esto. Entre la pequeña proporción de Demócratas que no lo hacen, la mayoría dice que el brote de coronavirus debería calificar como una razón documentada.

El punto de vista de los Republicanos está más dividido: el 44% de los Republicanos y los que se alinean con el partido Republicano dicen que no debería ser necesaria una razón documentada para votar temprano o en ausencia, mientras que el 55% dice que sí debería serlo. Entre los Republicanos que dicen que se necesita una razón documentada, la mayoría dice que el brote de coronavirus no debe considerarse una razón válida: el 37% de todos los Republicanos dice que la votación anticipada y en ausencia solo debe permitirse con una razón documentada y dicen que el COVID-19 no es una razón aceptable. El 17% dice que se debe requerir una razón documentada, pero que COVID-19 debe ser una razón válida.

El apoyo de los estadounidenses a la votación en ausencia sin excusa ha disminuido modestamente del 71% en octubre de 2018 al 65% en la actualidad, como resultado del cambio de opiniones entre los Republicanos. Hoy, una mayoría del 55% de los Republicanos dice que a los votantes solo se les debe permitir votar temprano o ausente si tienen una razón documentada para no votar el día de las elecciones, frente al 42% que dijo esto en 2018. Las opiniones de los Demócratas han cambiado poco durante este período.

 

Los comentarios están cerrados.