Análisis del Centro de Investigación Pew Muchos inmigrantes con Estatus de Protección Temporal enfrentan un futuro incierto

Según un análisis del Centro de Investigación Pew, los inmigrantes que tienen un permiso para vivir y trabajar en Estados Unidos bajo el TPS enfrentan un futuro incierto.

Aproximadamente 317,000 personas de 10 países actualmente poseen el programa conocido como Estatus de Protección Temporal (TPS) después de huir de sus países de origen debido a guerras, huracanes, terremotos u otras condiciones extraordinarias que podrían hacer que sea peligroso para ellos vivir allí. La administración del Presidente Donald Trump ha ordenado poner fin a los beneficios del TPS para casi todos los inmigrantes que usufructúan dicho programa, indicando que el mismo está destinado a proporcionar un alivio temporal en lugar de a largo plazo. Pero una serie de demandas que desafían la decisión de la administración han bloqueado la entrada en vigencia de esas órdenes, dando a la gran mayoría de estos inmigrantes un aplazamiento hasta principios de 2021.

En un aviso del Registro Federal, el Departamento de Seguridad Nacional dijo que ampliaría el TPS hasta el 4 de enero de 2021 para inmigrantes de El Salvador, Haití, Honduras, Nepal, Nicaragua y Sudán. Estos seis países representan el 98% de todos los receptores actuales de TPS.

Las protecciones de TPS para estos inmigrantes expirarían en 2019 y principios de 2020, pero el gobierno ha extendido la fecha de vencimiento a medida que los tribunales federales estudian los desafíos legales a la terminación de beneficios de la administración. En el aviso, el gobierno dijo que si gana las demandas, les daría a los inmigrantes de El Salvador un año para salir de Estados Unidos y a los inmigrantes de las otras cinco naciones 120 días para partir. Los inmigrantes de El Salvador tendrían más tiempo para irse en parte para reconocer que la nación continúa cooperando en el desarrollo de la capacidad de asilo y el compromiso de detener la migración ilegal en la región.

Cuando se trata de los cuatro países restantes cuyos inmigrantes tienen TPS (Somalia, Sudán del Sur, Siria y Yemen), el gobierno ha extendido esas designaciones hasta 2020 o 2021.

Pew señala que, en total, los inmigrantes con Estatus de Protección Temporal representaron alrededor del 3% de los 10.7 millones de inmigrantes no autorizados que vivían en Estados Unidos en 2016.

Una vez que el Departamento de Seguridad Nacional designa a los inmigrantes de una nación como elegibles para el Estatus de Protección Temporal, estos pueden presentar una solicitud si ingresaron a Estados Unidos sin autorización o con una visa temporal que ha expirado. Los solicitantes también pueden tener una visa temporal válida u otro estatus de no inmigrante, como un estudiante extranjero.

Para recibir el TPS, los solicitantes deben cumplir con los plazos de presentación, pagar una tarifa y demostrar que han vivido en Estados Unidos continuamente desde los eventos que desencadenaron el alivio de la deportación. También deben cumplir con los requisitos de antecedentes penales, por ejemplo que no hayan sido condenados por ningún delito grave o dos o más delitos menores en el país o que hayan estado involucrados en la persecución de otros o el terrorismo.

El estado de protección temporal no hace que las personas sean elegibles automáticamente para la residencia permanente o la ciudadanía, pero algunos pueden solicitar el estatus legal permanente. Los funcionarios federales deben anunciar, 60 días antes de que caduque cualquier designación de TPS, si se extenderá. Sin una decisión, se extiende automáticamente seis meses.

Comments are closed.