Astronauta de la NASA batió récord de permanencia de una mujer en el espacio

La astronauta de la NASA Christina Koch batió el récord de permanencia de una mujer en el espacio con 289 días.

Christina Koch se convirtió en la mujer que más tiempo ha estado en el espacio, permaneciendo 289 días consecutivos y estableciendo, de esta manera, un nuevo récord histórico.

Koch, de 40 años, llegó a la Estación Espacial Internacional (EEI) el 14 de marzo de 2019, por lo que ha superado la marca establecida por Peggy Whitson, quien estuvo 288 días consecutivos en órbita.

“Es algo maravilloso para la ciencia. Vemos otro aspecto sobre cómo el cuerpo humano está afectado por la micro gravedad a largo plazo y eso es algo realmente importante para el avance de nuestra futura misión a la Luna y Marte”, explicó Koch.

El regreso a la Tierra de Christina Koch está previsto para febrero de 2020, con lo que se quedará ligeramente por debajo del máximo registrado hasta ahora por un astronauta de la NASA de 340 días en el espacio, registrado por Scott Kelly. El récord total de permanencia de un astronauta en el espacio fue establecido en 1995 por el ruso Valery Polyakov con 438 días.

Christina Koch fue seleccionada en junio de 2013 como una de los ocho miembros de la 21ª clase de astronautas de la NASA. Nació en Míchigan, pero se considera de Jacksonville, Carolina del Norte. Se graduó por la Facultad de Ciencias y Matemáticas de Carolina del Norte, en Durham en 1997 y se matriculó en la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Raleigh, donde obtuvo dos licenciaturas en Ciencias en Ingeniería Eléctrica en 2001 y Física en 2002 y realizó un Master of science en Ingeniería Eléctrica en 2002.

Tiene experiencia tanto en el desarrollo de instrumentos de ciencia espacial como en la ingeniería de campo. Trabajó como Ingeniera eléctrica en el Laboratorio de Astrofísica de Alta Energía de la NASA, el Goddard Space Flight Center, donde contribuyó con instrumentos científicos en varias misiones de la NASA que estudiaban cosmología y astrofísica.?

También se desempeñó como facultativa adjunta en el Montgomery College, donde dirigió un curso de Laboratorio de Física. Pasó a convertirse en investigadora asociada en el Programa Antártico de Estados Unidos desde 2004 hasta 2007. Completó una temporada de invierno en la estación Admunsen-Scott South Pole y una temporada en la estación Palmer. Mientras estuvo en la Antártida, fue miembro de los equipos de lucha contra incendios y de los equipos de búsqueda y rescate de Ocean/Glacier.

De 2007 a 2009, regresó al desarrollo de instrumentos de ciencia espacial como ingeniera eléctrica en el Departamento Espacial del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins. Contribuyó a los instrumentos que estudian las partículas de radiación para las misiones de la NASA, incluidas Juno y las sondas Van Allen. Durante ese tiempo, se ofreció voluntaria como tutora en la Anne Arundel Community College en varias asignaturas de ciencias y matemáticas.

En 2010 regresó al trabajo científico de campo con giras que incluían la estación Palmer en la Antártida y varias temporadas de invierno en la Summit Station en Groenlandia. En 2012 continuó trabajando en bases científicas remotas, ahora con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Se desempeñó como Ingeniera de campo en el Observatorio de línea de base de la División de Monitoreo Global del NOAA, en Barrow, Alaska y luego como jefa de estación del Observatorio de Samoa Americana. También participó en muchas oportunidades de alcance educativo para compartir el trabajo científico que se realiza en estaciones remotas.

Su capacitación como candidata a astronauta incluyó informes científicos y técnicos, instrucción intensiva en sistemas de la estación espacial internacional, caminatas espaciales, robótica, entrenamiento fisiológico, entrenamiento de vuelo T-38 y entrenamiento de supervivencia en el agua y el desierto. Actualmente se encuentra en la Estación Espacial Internacional cómo parte de la Expedición 60.

Comments are closed.