Bomberos de Illinois Mantenga a su familia a salvo del monóxido de carbono este invierno

La Oficina del Jefe de Bomberos del Estado exhorta a los residentes a que revisen sus calentones y se aseguren de que los detectores de monóxido de carbono (CO) y detectores de humo estén funcionando correctamente.

Las bajas temperaturas de la temporada invernal significan que los habitantes de Illinois subirán sus termostatos para mantenerse calientes este invierno. Es por eso que la Oficina del Jefe de Bomberos del Estado exhorta a los residentes a que revisen sus calentones y se aseguren de que los detectores de monóxido de carbono (CO) y detectores de humo estén funcionando correctamente.

Según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios, los equipos de calefacción son la principal causa de incendios en los hogares de Estados Unidos. Los departamentos de bomberos locales respondieron a un promedio de 52,050 incendios que involucraron equipos de calefacción cada año entre 2012-2016, lo que representa el 15% de todos los incendios domésticos reportados durante ese tiempo. Anualmente, estos incendios han provocado la pérdida de 490 vidas de civiles, 1,400 heridos y representan alrededor de mil millones de dólares en daños directos a la propiedad. La mitad de los incendios de calefacción doméstica son reportados durante los meses de Diciembre, Enero y Febrero.

Los combustibles fósiles como el gas natural se utilizan para calentar la gran mayoría de los hogares de Illinois y el mal funcionamiento de los equipos de calefacción provoca la muerte accidental por monóxido de carbono. Estos pueden incluir el calentón de su hogar, aparatos de gas con ventilación inadecuada, calentadores de queroseno o propano, parrillas de carbón y combustibles tipo Sterno.

“El monóxido de carbono es un gas incoloro e inodoro, lo que significa que es importante que instale y mantenga alarmas de CO en su hogar”, dijo el Jefe de Bomberos del estado Matt Pérez. “Las muertes por monóxido de carbono aumentan durante los meses de invierno y estas alarmas, cuando funcionan, le avisarán para que salga de su casa cuando los niveles sean demasiado altos. Nunca use un generador de gas, parrilla, horno o estufa para calentar el interior de su hogar”, agregó.

En 2018, según el Sistema Nacional de Notificación de Incidentes de Incendio (NFIRS), los departamentos de bomberos de Illinois respondieron a 8,965 incidentes relacionados con el monóxido de carbono.

Los síntomas de intoxicación por CO son muy similares a los de la gripe e incluyen dolor de cabeza, fatiga, falta de aliento, náuseas y mareos. Otros signos de posible presencia de CO incluyen condensación en las paredes y ventanas, mascotas domésticas que se vuelven lentas y/o olores crónicos en los aparatos que funcionan mal. Si sospecha que puede estar experimentando estos síntomas, huela las fugas de gas natural en su hogar o, si su alarma de CO se activa, evacue su edificio de inmediato. Sólo abra ventanas en su salida si son fácilmente accesibles. Si alguien no puede salir del edificio o está inconsciente, abra las puertas y ventanas hacia el exterior en el área donde se encuentra la persona y quédese lo más cerca posible de la ventana o puerta abierta hasta que lleguen los profesionales de primeros auxilios.

Cierre las puertas que se abren a otras áreas del edificio para aislar la habitación en la que se encuentra la persona. Encienda los extractores que puedan estar presentes. Una vez que evacue, llame al 9-1-1 desde fuera de su casa o de la casa de un vecino.

Los calentadores portátiles provocan innumerables incendios debido al uso inadecuado durante los meses de invierno. Es importante conectar los calentadores portátiles directamente a las tomas de pared y no a los cables de extensión. Mantenga los calentadores al menos a tres pies de las cortinas, ropa, muebles o ropa de cama. Compre unidades con un apagado automático en caso de que la unidad se vuelque o se olvide usted de apagarlo.

Aquí hay algunos consejos a tener en cuenta cuando se trata de la seguridad de la calefacción en invierno:

  • Haga que los equipos de calefacción y las chimeneas sean limpiados e inspeccionados cada año por un profesional calificado; cambie los filtros del calentón con frecuencia.
  • Haga que un profesional calificado instale equipos fijos de calefacción, calentadores de agua o equipos de calefacción central de acuerdo con los códigos locales y las instrucciones del fabricante.
  • Mantenga las salidas de aire interiores y exteriores libres de obstrucciones.
  • Mantenga todo lo que pueda quemarse al menos a tres pies de distancia del equipo de calefacción, como un calentón, chimenea, estufa de leña o un calentador portátil.
  • Asegúrese de que la chimenea tenga una pantalla resistente para evitar que las chispas vuelen hacia la habitación. Las cenizas deben estar frías antes de colocarlas en un recipiente de metal. Mantenga el contenedor a una distancia segura de su hogar.
  • Cree una “zona libre de niños” de tres pies alrededor de chimeneas y calentadores.
  • Pruebe las alarmas de humo y CO al menos una vez al mes y familiarícese con los sonidos que emiten.
  • Nunca use un horno o estufa para calentar su hogar.
  • Recuerde apagar los calentadores portátiles al salir de la habitación o al acostarse.
  • Instale detectores de humo y monóxido de carbono en cada piso de su hogar y dentro de 15 pies de cada área para dormir.
  • Los detectores de CO tienen una vida útil limitada; consulte las instrucciones del fabricante para obtener información sobre el reemplazo.

 

Comments are closed.