Censo 2020: Hazte contar

Para el 1º de abril de 2020, su casa recibirá una invitación a participar en el Censo 2020. Los datos pueden ayudar a informar dónde se necesitan nuevos servicios y mayores fondos. Todos seremos contados. Su respuesta importa.

Como lo exige la Constitución de Estados Unidos, el Censo de población se realiza cada 10 años desde 1790. El Censo de 2010 fue el anterior que se hubo completado. Este conteo está estipulado en la Constitución y es llevado a cabo por la Oficina del Censo, una agencia gubernamental sin afiliación política. El Censo del 2020 cuenta a la población en todos los 50 estados, el Distrito de Columbia y cinco territorios de Estados Unidos (Puerto Rico, Samoa Americana, la Mancomunidad de las Islas Marianas del Norte, Guam y las Islas Vírgenes). Cada hogar recibirá una invitación para responder a un breve formulario por internet, por teléfono o por correo. La información de identificación personal es privada y la Oficina del Censo no la divulgará. La ley exige que participe en el conteo, incluso si recientemente completó otra encuesta de la Oficina del Censo. Un conteo completo y preciso es esencial para usted y para su comunidad.

Oswaldo Álvarez, Director del Censo Estatal (IL DHS), dijo a Ultimas Noticias sobre el Censo 2020 durante el Desayuno Empresarial de NAIMA que, “el censo es una de las pocas formas que tenemos nosotros para poder exigirle a la gobierno que nos represente y exigirle que invierta en nosotros. Algo que le digo a la gente: yo se que tenemos miedo de compartir nuestra información, pero también quiero que sepa la gente que nuestra información ya ha sido compartida, vamos a empezar con las oficinas postales. El censo lo que hace son nueve preguntas, las dos primeras ya las tenemos que es su nombre y domicilio, las otras siete preguntas son, número de teléfono, raza, cuántos hijos tienes, si eres dueño de casa. Lo hacemos porque esta es una de las maneras que tenemos para redistribuir poder y fondos”.

En cuanto a la información que se brinda por parte de las personas, Álvarez señaló que “no hay ningún problema. El censo, hagan de cuenta que es como las leyes de salud cuando uno comparte información vamos a suponer con un médico, uno tiene cierta seguridad de que la información no va a ser compartida y divulgada por donde sea. El censo tiene esas mismas protecciones donde toda información que entra al censo no puede salir, es por pura estadística que se usa. Algo que quiero que la gente sepa es que la pregunta de la ciudadanía no está allí. Mi nombre es Oswaldo Álvarez Preciado así que, si van a querer discriminar, van a tener que buscar a todos mis tocayos y ver cuál es el que tiene papeles y cual el que no, es algo que quiero que la gente sepa también”.

“Es importante que la gente sepa que la información del censo no se comparte, el censo es el futuro de nuestros hijos. Todos los niños, todos contamos, por cada niño que no se cuente nuestras escuelas son afectadas, nuestras comunidades son afectadas”, concluyó.

Participar en el Censo 2020 es esencial. De sus resultados depende la justa distribución de más de 675,000 millones de dólares en fondos federales para escuelas, hospitales, carreteras y obras públicas en todo el país, así como la redefinición de los escaños en el Congreso. El Censo del 2020 será la 24ta vez que el país ha contado a su población desde 1790. En 2020 se proyecta que la población de Estados Unidos sea de, aproximadamente, unas 333,546,000 personas, un aumento del 8.03% con respecto al Censo de 2010.

Comments are closed.