Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) Advierten que los jóvenes no son inmunes de manera natural al coronavirus

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advirtieron que las personas jóvenes no son inmunes de manera natural al coronavirus.

Con el aumento de las infecciones de COVID-19 en muchos estados sobre todo entre las personas más jóvenes, el director de los CDC doctor Robert Redfield, explicó que los jóvenes no son inmunes a las infecciones por este virus y que pueden requerir hospitalización. “Sabemos que el riesgo es continuo, las personas mayores de 65 años no son las únicas que están en riesgo”, señaló Redfield. A su vez el doctor Jay C. Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC y gestor de la respuesta ante incidentes por el COVID-19 afirmó también  que “no existe un límite exacto de edad a partir del cual las personas deberían o no preocuparse”.

Más adelante Butler afirmó que, si bien los mayores de 65 años tienen un riesgo mayor, la evidencia creciente ha demostrado que quienes padecen ciertas afecciones subyacentes, aunque tengan menos de 50 años, también podrían exponerse a un gran riesgo. Las principales afecciones asociadas con la hospitalización y la muerte por el virus, siguen siendo las mismas: enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II y obesidad.

Los CDC señalan además que “las personas de cualquier edad”, con ciertas afecciones subyacentes, también podrían estar en riesgo de sufrir una infección grave. “Algunas de esas afecciones incluyen otros problemas pulmonares crónicos, como asma moderada o grave, fibrosis quística, presión arterial alta y un sistema inmunitario debilitado… Otras son afecciones neurológicas como demencia o antecedentes de accidentes cerebrovasculares, enfermedad hepática y estar gestando un embarazo.

Lo que dice la Organización mundial de la salud acerca del contagio de las personas jóvenes

Las investigaciones de la OMS indican que los niños y los adolescentes tienen las mismas probabilidades de infectarse que cualquier otro grupo de edad y pueden propagar la enfermedad.

Las pruebas hasta la fecha sugieren que los niños y los adultos jóvenes tienen menos probabilidades de desarrollar una enfermedad grave, pero con todo se pueden dar casos graves en estos grupos de edad.

Los niños y los adultos deben seguir las mismas pautas de cuarentena y aislamiento si existe el riesgo de que hayan estado expuestos o si presentan síntomas. Es particularmente importante que los niños eviten el contacto con personas mayores y con otras personas que corran el riesgo de contraer una enfermedad más grave.

Más de 10 millones de casos de COVID-19 y más 500 mil muertes en el mundo

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo respecto a estos números que, “este es un aviso serio que nos recuerda que, aun mientras seguimos investigando sobre vacunas y tratamientos, tenemos la responsabilidad apremiante de hacer todo lo que esté a nuestro alcance por suprimir la transmisión y salvar vidas con las herramientas disponibles en estos momentos.

La OMS estima que, al ritmo actual de aproximadamente 1 millón de casos nuevos por semana, el mundo necesita unos 620,000 metros cúbicos de oxígeno al día, lo que equivale a unos 88,000 cilindros grandes.

“La OMS y nuestros asociados de las Naciones Unidas están trabajando con fabricantes de todo el mundo a través de distintas redes del sector privado con objeto de adquirir concentradores de oxígeno para los países que más los necesitan. Las conversaciones entabladas con los proveedores en las últimas semanas han permitido a la OMS adquirir 14,000 concentradores de oxígeno, que se enviarán a 120 países en las próximas semanas” explicó finalmente Ghebreyesus.

Comments are closed.