Chicago anuncia esfuerzos a gran escala para desarrollar un sistema que atienda a todos los residentes de la ciudad durante el Covid-19

La Ciudad alcanza acuerdos con operadores de hoteles para alojar a pacientes en cuarentena y aislamiento.

La alcaldesa de Chicago, Lori E. Lightfoot, anunció esta semana nuevas medidas como parte de los esfuerzos continuos de la Ciudad para coordinar los recursos y la respuesta de emergencia por el coronavirus COVID-19. Trabajando en colaboración con socios de salud y privados, la Ciudad está aumentando los recursos para mejorar la seguridad, eliminar la carga de los hospitales en medio de esta pandemia sin precedentes y permitir que los residentes afectados o en riesgo de infección busquen refugio de forma segura y se recuperen del COVID-19.

El anuncio de esta semana incluye dos nuevas medidas claves que proporcionarán ayuda a los hospitales y desbloquearán nuevas capacidades para ayudar en la lucha de la Ciudad para evitar la propagación de COVID-19. En primer lugar, la Ciudad ha llegado a acuerdos con los operadores de hoteles locales para proporcionar más de 1,000 habitaciones de hotel para las personas expuestas o levemente enfermas con COVID-19, pero que no necesitan atención hospitalaria, para ponerse en cuarentena o aislarse de manera segura si no pueden estar en casa. En segundo lugar, la Ciudad se ha basado en acuerdos existentes con socios de servicios sociales, para proporcionar un refugio de emergencia para personas sin hogar que protegerá mejor a los residentes que no tienen hogar y que son más vulnerables a la propagación del virus.

“Aplaudo el compromiso y la dedicación de las organizaciones asociadas de nuestra ciudad, mientras trabajamos juntos para enfrentar este momento provocado por la crisis COVID-19”, dijo la alcaldesa Lightfoot. “Al trabajar en conjunto con expertos en atención médica y organizaciones locales para aumentar la capacidad de los afectados, hemos podido desarrollar soluciones innovadoras para garantizar que cada residente, independientemente de su estado o lugar de residencia, pueda obtener la atención y el refugio necesarios para prevenir la propagación de esta enfermedad y mantener a todos los habitantes de Chicago a salvo”, añadió.

Acuerdos hoteleros

A partir de esta semana, las personas que tienen un diagnóstico COVID-19 o que esperan los resultados de las pruebas pero que no pueden regresar a sus hogares de manera segura y no necesitan atención hospitalaria, pueden ser transferidas a los hoteles del centro alquilados por la Ciudad de Chicago. Esto asegurará que estas personas no ejerzan una presión innecesaria sobre los hospitales locales y los trabajadores de la salud y liberará las camas necesarias para los pacientes más gravemente enfermos. También disminuirá la propagación de enfermedades en la comunidad. Las personas completarán su período de cuarentena o aislamiento en su habitación de hotel, bajo la supervisión del personal de la Ciudad dirigido por el Departamento de Salud Pública de Chicago.

La ciudad de Chicago ha llegado a un acuerdo para proporcionar disponibilidad de 200 habitaciones para las personas afectadas por la pandemia COVID-19, ampliando su capacidad existente para la cuarentena y el aislamiento. Este es el primer paso en una serie de acuerdos, que se espera que liberen capacidad en múltiples ubicaciones de hoteles, abarcando más de 1,000 habitaciones para fines de esta semana.

Los acuerdos hoteleros alcanzados representan un enfoque único adoptado por la Ciudad de Chicago para trabajar con los propietarios, operadores y trabajadores de los hoteles, acelerando la disponibilidad de espacios seguros para que las personas con enfermedades leves del COVID-19 se recuperen. Chicago está liderando el camino al utilizar el espacio hotelero subutilizado para proporcionar capacidad de cuarentena y aislamiento como parte de una respuesta más amplia de salud pública. El espacio hotelero arrendado en Chicago se reservará solo para las personas que no requieren atención hospitalaria pero que deben poner en cuarentena o aislarse después de haber estado expuestos o haber dado positivo por el virus.

Nuevo acuerdo con YMCA

Todos los empelados de hotel que trabajen durante las operaciones de cuarentena recibirán la capacitación adecuada y no interactuarán directamente con los huéspedes, quienes serán supervisados ??por el personal de la Ciudad, dirigido por el Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH).

Además la ciudad de Chicago llegó a un nuevo acuerdo con la YMCA de Metro Chicago para proteger a las personas sin hogar al proporcionar un mayor acceso a refugios de emergencia en ubicaciones selectas de YMCA durante la orden de permanencia en el hogar emitida en respuesta al brote de COVID-19. Esta asociación ampliada creará aproximadamente 400 camas de refugio adicionales y permitirá que los refugios actuales cumplan con las prácticas de distanciamiento social que requiere que las personas se separen al menos seis pies de distancia. Se anticipan 500 camas adicionales en otros sitios a finales de esta semana.

Por más información visitar la página web de la Ciudad de Chicago: www.chicago.gov.

Los comentarios están cerrados.