Chicago busca dirigir fondos federales para apoyar programas vecinales en comunidades desproporcionadamente afectadas por el COVID-19

El municipio de Chicago busca la autorización del Comité de Presupuesto y Operaciones Gubernamentales del Consejo de la Ciudad para aplicar 1.13 mil millones de dólares en fondos de subvención de la Ley de ayuda CARES, para apoyar programas en las comunidades más afectadas por la pandemia mundial.

La Alcaldesa de Chicago, Lori E. Lightfoot, anunció esta semana que el municipio busca la autorización del Comité de Presupuesto y Operaciones Gubernamentales del Consejo de la Ciudad para aplicar 1.13 mil millones de dólares en fondos de subvención de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES), para apoyar programas en las comunidades más afectadas por la pandemia mundial. La asignación proporcionará apoyos críticos para los residentes de Chicago que luchan con los impactos de la pandemia global de COVID-19, incluidas las personas sin hogar, así como propietarios e inquilinos, pequeñas empresas y aquellos que necesitan recursos adicionales de salud mental, entre otros.

“La pandemia de COVID-19 ha tenido un tremendo impacto en los residentes de toda la ciudad y ha causado un daño aún mayor y desproporcionado a las muchas comunidades que ya están luchando por la desinversión histórica”, dijo la alcaldesa Lightfoot. “El apoyo federal de la Ley CARES proporciona los recursos necesarios para los servicios y programas que ayudan a aquellos que han sido más afectados por el coronavirus y, aunque este financiamiento es un buen comienzo, se necesita más ayuda mientras reconstruimos nuestra ciudad del daño causado por el virus”.

De acuerdo con las pautas federales, los fondos de subvención de la Ley CARES deben dirigirse a costos elegibles relacionados con el COVID-19, que incluye tanto los gastos de salud inmediatos además de programas que brindan servicios que muchos residentes necesitan desesperadamente, como resultado de los impactos económicos y sociales indirectos de la pandemia. El plan establecido por los funcionarios de la Ciudad asigna fondos para fortalecer la salud pública y las inversiones e iniciativas comunitarias que la Administración Lightfoot ya ha implementado para apoyar a los vecindarios de toda la ciudad. Estas iniciativas incluyen reformas de multas y tarifas, INVEST Sur/Oeste, el marco de soluciones hacia la erradicación de la pobreza (STEP) y más. La asignación de fondos se produce cuando la Ciudad ingresó recientemente a la tercera fase de su marco de reapertura, lo que permitió que muchas empresas reiniciaran sus operaciones y llevaran a los empleados de vuelta al trabajo de acuerdo con la guía de salud pública.

“La Ciudad está agradecida de contar con un apoyo de financiamiento federal adicional para compensar los costos en los que hemos incurrido en respuesta a la pandemia de COVID-19”, dijo la Directora de Presupuestos, Susie Park. “Estas subvenciones tendrán un gran impacto no solo para ayudar a la Ciudad a pagar la respuesta sanitaria necesaria sino que, con la aprobación del Comité de Presupuesto, también ayudará a la Ciudad a asignar recursos a los vecindarios que se han visto desproporcionadamente afectados por pandemia”.

Las subvenciones de la Ley CARES suman un total de $ 1,130,724,000 y las asignaciones propuestas incluyen fondos para:

  • Asistencia en el aeropuerto: $ 376,744,000
  • Respuesta de salud pública: $ 189,346,000
  • Servicios para personas sin hogar: $ 39,602,270
  • Asistencia para pequeñas empresas: $ 35,000,000
  • Asistencia de vivienda: $ 16,500,000
  • Infraestructura de salud comunitaria: $ 11,000,000
  • Asistencia laboral: $ 10,000,000
  • Prevención de violencia: $ 10,000,000
  • Salud mental: $ 10,000,000
  • Asistencia para personas mayores: $ 10,505,420
  • Asistencia alimentaria: $ 4,510,501
  • Iniciativa de banda ancha: $ 5,000,000
  • Vivienda para personas que viven con VIH / SIDA: $ 1,539,000
  • Servicios humanos: $ 259,270
  • Violencia doméstica: $ 207,000
  • Respuesta directa de COVID-19: $ 410,510,539

“Al mirar hacia adelante, somos conscientes de las implicaciones de larga data que el COVID-19 tendrá en las finanzas de la Ciudad tanto ahora como en el futuro”, dijo la directora financiera de la Ciudad, Jennie Bennett. “Al igual que con todas las decisiones tomadas por la Ciudad durante la respuesta a la pandemia de COVID-19, tuvimos en cuenta las áreas que fueron más afectadas por el virus y estamos trabajando activamente para dirigir el financiamiento de fondos donde más se necesitan”.

Las asignaciones de la Ley CARES se producen inmediatamente después del anuncio de la Ciudad de un déficit presupuestario estimado de $ 700 millones para 2020. La disminución en los ingresos de la Ciudad proviene de una combinación de áreas económicamente sensibles que incluyen el impuesto a las atracciones, el impuesto a los hoteles, el impuesto al estacionamiento y el impuesto a los restaurantes. Las pérdidas de Marzo y Abril, por si solas, alcanzaron los 175 millones de dólares y las proyecciones muestran pérdidas similares a partir de Mayo, en gran parte debido a la orden de ‘quedarse en casa’ ordenada por el estado. Para cerrar el déficit, la Ciudad usará 100 millones de dólares en ahorros de refinanciamiento, mientras busca más ahorros y eficiencia dentro de los departamentos y la modificación de las prioridades de contrataciones para el año 2020.

Los comentarios están cerrados.